Animales Fantásticos 2: La historia secreta de Dumbledore y Grindelwald

Dubledore y Grindelwald
WARNER BROS
Actualizado 16/11/2018 14:58:17 CET

MADRID, 16 Nov. (CulturaOcio) -

Albus Dumbledore escondía un secreto. Un secreto oscuro sobre su pasado que podía haber puesto en entredicho su reputación como director de Hogwarts y que se reveló minutos antes de su muerte. En la nueva película del universo Harry Potter, Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald, ese pasado oculto de Dumbledore, lleno de luces y sombras, por fin verá la luz.

((AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Hace tiempo J.K. Rowling confirmó la homosexualidad del director de Hogwarts. Pero más allá de su orientación sexual, lo que los fans no sabían es que Dumbledore, el mago blanco más poderoso de la historia, estaba secretamente enamorado del mago oscuro más peligroso de todos los tiempos. Y no, no se trata de Lord Voldemort.

Se ha dado por hecho que Dumbledore se llevó el "secreto" de su orientación sexual a la tumba básicamente porque esta información se ocultó a todos los niños de la generación 'potteriana'. Pero lo cierto es que en la saga de libros de Rowling, se relata la historia del Niño Que Sobrevivió, una trama en la que los amoríos pasados de Dumbledore no tenían relevancia en la historia.

Sin embargo, la nueva saga de películas de Animales Fantásticos explora la historia de Gellert Grindelwald, el Señor Oscuro que precedió a Voldemort. Una trama que tiene una estrecha relación con la de Dumbledore. O en palabras de la propia Rowling, es una historia de amor no correspondido, sufrimiento y muerte.

CÓMO EMPEZÓ TODO

La historia secreta entre Dumbledore y Grindelwald comienza cuando el segundo es expulsado del Instituto Durmstrang -otra escuela mágica ubicada en el norte de Europa célebre por la enseñanza de las Artes Oscuras- por llevar a cabo experimentos oscuros con otros estudiantes. Grindelwald conoció a Dumbledore en el verano de 1899, cuando su obsesiva búsqueda de las Reliquias de la Muerte le llevó hasta Godric's Hollow (el Valle de Godric), donde el futuro director vivía con su hermano Abeforth Dumbledore y su hermana Ariana Dumbledore.

Rápidamente, los dos jóvenes se sintieron atraídos por su intelecto, su talento para la magia y las oscuras ideas de Grindelwald, que impactaron en el joven Albus pese a su bondadoso corazón. Juntos trazaron un plan para llevar a cabo una revolución mágica, y cuando Abeforth se enteró de sus planes, los tres se enzarzaron en un duelo que tuvo como consecuencia la muerte de la pequeña Ariana.

En ese momento Grindelwald huyó y toda la culpa recayó sobre él, pese a que Abeforth decidió culpar abiertamente a su hermano. Para entonces, Grindelwald ya había comenzado a manipular a Dumbledore, en el que encontró a un potencial aliado marcado por el dolor de la reciente tragedia familiar.

Grindelwald sabía perfectamente por qué Dumbledore le necesitaba, y posiblemente también estaba al tanto de su enamoramiento, y no hay duda de que utilizó todo esto contra el poderoso mago, llegando a causarle tanto dolor emocional que todavía lo siente muchos años después de verse por última vez.

UN AMOR ETERNO Y DOLOROSO

Para un hombre de la firmeza y entereza de Dumbledore, Grindelwald representa una debilidad que ni siquiera Voldemort logró igualar. El amor no correspondido, mezclado con la trágica muerte de su hermana, forjaron en torno al mago tenebroso una fuerza capaz de hacer tambalearse a un mago de la talla de Dumbledore.

Rowling ha insinuado que el amor de Dumbledore por Grindelwald nunca fue correspondido, pero si utilizó éste enamoramiento contra él, haciéndose más poderoso. "Creo que era un manipulador y un narcisista, y una persona así usaría el enamoramiento a su favor", explicó Rowling en declaraciones a WhatCulture.

"No creo que le correspondiese de esa manera, aunque estaba tan deslumbrado por el carisma de Dumbledore como Dumbledore lo estaba del suyo. Veía en Albus a alguien tan talentoso, tan poderoso y tan brillante como él. '¡Juntos seremos imparables!'. Así que creo que haría cualquier cosa para tener a Dumbledore de su lado", añadió la escritora.

Mucho tiempo después de que Grindelwald escapase, ya en 1940, el sentimiento sigue siendo tan fuerte que Dumbledore incluso ve a su enemigo en el espejo de Oesed, que muestra aquello que más deseas.

Los fans de Harry Potter han pensado durante mucho tiempo que Dumbledore se mantenía alejado de Grindelwald por temor a confirmar que fue él quien mató a su hermana Ariana. Pero su historia va mucho más allá, al mostrar a Dumbledore como un eterno sufridor, dividido entre el amor que siente por Grindelwald y su necesidad de pararle los pies, ya que es sabe que es el único mago capaz de conseguirlo.

La azarosa historia común de ambos magos vivirá un nuevo y revelador capítulo en Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald que llega a los cines este viernes 16 de noviembre de 2018.

Contador