Cinco finales de película abiertos que aún esperan respuesta

Actualizado 10/07/2017 11:41:43 CET
Blade Runner
WARNER BROS

MADRID, 9 Jul. (CulturaOcio) -

¿Es Deckard un replicante? ¿Despertó Cobb de sus sueños en Origen? ¿Superó el detective Mills el final de Seven? Preguntas, la mayoría, que quedarán sin respuesta porque sus creadores así lo decidieron. Adorado por muchos y detestado por otros tantos, dejar un final abierto en una película es un recurso arriesgado que puede coronar o arruinar la obra.

Cuando una película, de la que no se prevén segundas partes, apuesta por dejar su final abierto sin explicar al público el desenlace, lo hace con un objetivo muy específico. La intención en estos casos es que sea el espectador quien interprete lo sucedido. Podría ser una excepción Blade Runner, pero su segunda entrega se estrenará 35 años después de la primera y, además, no era la intención original de un Ridley Scott que pretendía mantener en la intriga el futuro de Deckard.

Pero proporcionarle al público la facultad de desentrañar el final de una trama es un peligroso juego de guión que requiere de una gran habilidad narrativa. No pocas veces se han dado casos de finales abiertos forzados, salidos directamente de la nada y que han echado por tierra una, por lo demás, buena historia. Dejando a un lado los gustos particulares, estos son cinco de los finales abiertos más sonados de la historia del cine:

ORIGEN

Christopher Nolan dirigió y escribió el guión de esta película sobre la incursión en el mundo de los sueños de un pintoresco grupo de mercenarios. ¿El objetivo? Implantar una idea en la mente del heredero de una gran multinacional.

Con ese planteamiento, todo presagiaba una empanada mental producto de la casa Nolan. No defraudó. Su final será recordado por esa peonza que no para de girar, dejando la incógnita de si DiCaprio despertó o sigue a la deriva por el limbo.

BLADE RUNNER

A punto de ser estrenada la segunda parte de la mítica obra de ciencia ficción, legiones de fans esperan respuestas a muchas incógnitas. La huida final de Deckard con Rachel, su amada replicante, mientras dejan atrás el emblemático origami con forma de unicornio... ¿Es un replicante el detective encargado de darles caza?

SHUTTER ISLAND

Adaptación de Martin Scorsese sobre la obra homónima del escritor Dennis Lehane. La película narra las correrías de una pareja de detectives en un manicomio de alta seguridad construido en una isla incomunicada. Teorías conspiranóicas al margen, la terapia a la que someten al agente Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio) es tan brutal como el desenlace. Y es que, ¿prefieres vivir como un monstruo o morir como una buena persona?

LA NIEBLA

Frank Darabont dejó impreso en la historia de Stephen King el estilo característico de las primeras temporadas de The Walking Dead. No en vano, cuenta con un papel principal en la película Melissa McBride (Carol en la serie). Pero las semejanzas van más allá.

Aprovechando la invasión de las criaturas de la niebla, el guión vuelve a demostrar que, a las malas, el ser humano es el más devastador de los depredadores. Obligados a soportar la amenaza dentro de un supermercado, los protagonistas se enfrentan entre sí en actos de auténtica barbarie. Pocos finales dejan tan roto, pocos sacrificios han sido tan inútiles...

SEVEN

La primera obra maestra de David Fincher, y primera con Brad Pitt asumiendo el protagonismo, se centra en la búsqueda de un asesino en serie obsesionado con los pecados capitales. Dos detectives, el cínico y vencido Somerset (Freeman) y el joven Mills (Pitt), su sucesor en el departamento, llegan siempre tarde a los crímenes de John Doe (Kevin Spacey). Hasta el final.

El último pecado, la envidia, los implica a todos en el juego. Incapaz de comprender las circunstancias hasta que ya es demasiado tarde, Mills sucumbe a los planes de Doe ante los ojos de un desesperado Somerset. Parece evidente que en la caja están parte de los restos de su mujer pero... ¿Qué ve Mills exactamente? ¿Cuáles serán las consecuencias de su venganza?