Publicado 21/06/2020 13:45CET

La brutal escena del T-Rex en Jurassic Park que Spielberg no se atrevió a rodar

 T-Rex en Jurassic Park
T-Rex en Jurassic Park - UNIVERSAL

   MADRID, 21 Jun. (CulturaOcio) -

   Aunque han pasado casi tres décadas desde su estreno, Jurassic Park sigue tan fresca como el primer día. El saber hacer de Steven Spielberg hace del filme una de las mejores mezclas de géneros del cine, incluyendo acción, aventura, terror y por supuesto dinosaurios. Sin embargo, el director decidió eliminar esta brutal escena del T-Rex por un buen motivo.

   El guionista de Jurassic Park, David Koepp, ha estado revelando algunos grandes detalles detrás de la producción de la primera película de la franquicia jurásica. Entre ellos se encuentra ésta secuencia con el T-Rex y los niños en el río, que finalmente quedó fuera del metraje por ser demasiado difícil de grabar.

   "Cuando llegué al set, me enseñó un montón de guiones ilustrados que había hecho, algunos de los cuales acabaron apareciendo en la película", explicó Koepp en una entrevista con ReelBlend. "Y había una secuencia con el T-Rex, el río y los niños. Pero dijo: 'Oh, no haremos eso'. Y se eliminó muy pronto".

   El motivo de que Spielberg desechase ésta escena en particular es que la mezcla de animatronics y agua era una tecnología que aún no estaba desarrollada lo suficiente e implicaban complicaciones técnicas "que eran desafiantemente difíciles". "Y aún no se habían descubierto las tecnologías suficientes. Esa escena del río habría hecho que Tiburón hubiera palidecido a su lado", asegura.

   Aunque la escena de los niños y el T-Rex llegó a tener una planilla gráfica, Spielberg decidió cortarla en los momentos antes de filmarla, seguramente marcado por su experiencia previa en el rodaje de Tiburón, donde sin duda descubrió que la robótica y los entornos acuáticos no se llevan nada bien.

   Los dinosaurios pronto volverán a la vida gracias a la reanudación del rodaje de Jurassic World: Dominion, que tiene previsto comenzar a principios de julio tras el parón causado por el coronavirus. El filme de Colin Trevorrow llegará a los cines el 11 de junio de 2021.