Publicado 18/11/2020 21:19CET

The Crown: la historia real de Michael Fagan el hombre que se coló en la habitación de la reina

The Crown: la historia real de Michael Fagan el hombre que se coló en la habitación de la reina
The Crown: la historia real de Michael Fagan el hombre que se coló en la habitación de la reina - NETFLIX

   MADRID, 18 Nov. (CulturaOcio) -

   La temporada 4 de The Crown se desarrolla durante la década de los ochenta, una de las épocas más agitadas para la familia real británica. Matrimonios, asesinatos, guerras y el mandato de Margaret Thatcher se concentran en solo diez episodios que, además, incluyen uno de los pasajes más extraños y rocambolescos que vivió la monarca británica: la irrupción de un extraño en su habitación y que pasó varios minutos a solas con su majestad.

   Ese hombre, que se coló en los aposentos de Isabel II en el verano de 1982, es Michael Fagan y su verdadera historia es imprecisa, confusa y llena de contradicciones ya que solo una parte de los hechos se hicieron públicos. Fagan, que entonces tenía 31 años, irrumpió en el palacio de Buckingham el 9 de julio de 1982 y fue descubierto en el dormitorio de la monarca. The Crown apunta que esa incursión fue la segunda que llevó a cabo el intruso. Un dato más que curioso, ya que fue el propio Fagan quien confesó que ya se coló otra vez en las dependencias reales en una entrevista con The Independent en 2012.

   El informe policial inicial de Scotland Yard que detalla el incidente menciona presuntos allanamientos previos en el palacio, pero no conecta a Fagan con ninguna de esas incursiones. Ese documento también incluye un detalle inquietante que, por cierto, no aparece en The Crown.

¿QUÉ OCURRIÓ EN ESOS 10 MINUTOS?

   Tras su captura, Fagan confesó a las autoridades que al ver un cenicero de cristal roto se le pasó por la cabeza cortarse las venas frente a la reina, aunque matizó que "no había entrado en el palacio con esa intención". No se sabe bien qué pasó, pero lo cierto es que Fagan dejó una mancha de sangre en las sábanas de la reina por un corte en el pulgar. La mayor parte del informe policial incide en los sistemas de seguridad defectuosos del palacio, pero no da detalles sobre las motivaciones de Fagan.

   Isabel II nunca ha revelado exactamente qué pasó entre Fagan y ella durante los diez minutos que tardó su criada en llegar y alertar a las autoridades. The Crown acepta la suposición común de que la reina distrajo a Fagan dándole conversación, pero el criminal declaró a The Independent que tal conversión nunca sucedió. En su versión de la historia, que ha cambiado a lo largo de los años, la soberana se escapó descalza y en camisón cuando lo vio en su habitación. Después el intruso se encontró a un lacayo, quien le dijo "amigo, parece que necesitas un trago", y le sirvió un vaso de whisky.

   En cuanto a las motivaciones de Fagan, es posible que fueran menos políticas de lo que relata The Crown. En la serie, el intruso busca a la reina como último recurso, creyendo que ella es la única que puede ayudar a la gente. En realidad, tanto la madre como la hermana de Fagan declararon en ese momento que Fagan les había dicho que una mujer llamada Elizabeth Regina era su novia. Su padre también lo describió como un "fanático de la monarquía", es decir, estaba obsesionado con todo lo que hiciera referencia a la familia real británica.

La propia historia que relata Fagan sobre sus motivaziones ha cambiado a lo largo de los años. Ha aludido a la interpretación de The Crown sobre querer hablar con la reina en nombre del pueblo británico, pero también ha dicho que lo hizo simplemente por sentir el subidión de adrenalina y para sentirse "malo" y que estaba bajo la influencia de una gran cantidad de setas alucinógenas.

   Fagan, que actualmente tiene 72 años, fue sentenciado a pasar seis meses en un hospital psiquiátrico después de su captura. En los años posteriores a su liberación ha sido detenido por otros delitos como exposición indecente, resistencia a la autoridad y tráfico de drogas. A la vista de las numerosas versiones que ha dado sobre el relato, es posible que nunca se sepa qué llevó a Fagan a colarse en el dormitorio de la monarca.

Contador