Publicado 07/10/2021 10:05CET

La muñeca de El juego del calamar es real y puede visitarse

La muñeca de El juego del calamar es real y puede visitarse
La muñeca de El juego del calamar es real y puede visitarse - NETFLIX

   MADRID, 7 Oct. (CulturaOcio) -

   Uno de los elementos más emblemáticos de 'El juego del calamar', el nuevo éxito internacional de Netflix, es la espeluznante muñeca gigante que marca el ritmo en la ronda letal de 'Luz roja, luz verde', el equivalante coreano del juego de 'El escondite inglés'. Su temible aspecto, así como su función como anuncio de un destino fatal, la han convertido en uno de los iconos de la serie asiática. Ahora bien, nadie hubiera pensado que la muñeca sea real y que, además, pueda visitarse.

   Dirigida y escrita por Hwang Dong-hyuk, no sorprende que la serie tenga una muñeca real, cabe recordar que, en busca de darle veracidad a la ficción, los creadores utilizaron una cuenta bancaria real para el protagonista, Seong Gi-hun (Lee Jung-jae), como también un número de teléfono que existe... y que provocó sonadas quejas del propietario del móvil.

   En el caso de la muñeca gigante, también hay un referente real. Se trata de una figura que sirve como estatua de bienvenida de un museo de carruajes de caballos llamado Macha Land y que está en el condado de Jincheon-gun, situado en Chungcheong del Norte, solo a tres horas de distancia de Seúl en coche. Los productores de 'El juego del calamar', la pidieron prestada para la ficción y fue devuelta después al museo, aunque faltándole una mano.

   Viendo fríamente la muñeca, aunque su aspecto sea espeluznante, sí concuerda con la temática rural del museo, al llevar un vestido parecido al de 'Heidi' en el mítico anime de 1974.

NETFLIX HA CREADO UNA RÉPLICA EN MANILA

   Convertida ya en todo un icono pop, la muñeca se ha unido a otros muñecos diabólicos como Chucky, Annabelle o Slappy, lo cierto es que a la figura le ha salido una hermana gemela, pues Netflix -a modo de promoción de El juego del calamar- ha creado una réplica en un paso de peatones de un centro comercial de Manila para ser la 'encargada' de velar de que los transeúntes no incumplan las señales de tráfico.

   Si un peatón intenta cruzar, la muñeca se gira y le muestra sus ojos rojos, una intimidante acción que hará que más de uno se lo piense antes de incumplir la ley. Convertida en el gran fenómeno del año, queda pendiente por saber si Netflix anuncia una segunda temporada que el público pide a gritos.

Contador

Para leer más