Juego de tronos resuelve el gran agujero de guión de la Batalla de Invernalia

Publicado 28/05/2019 13:05:06CET
HBO

   MADRID, 28 May. (CulturaOcio) -

   Ahora que Juego de tronos ha terminado, los fans están aprovechando para echar la vista atrás y cuestionarse algunos de los momentos clave de la última temporada. Uno de ellos ocurrió en el tercer episodio, La Larga Noche, y gracias al documental especial de HBO The Last Watch ahora hay nuevos detalles sobre lo que sucedió.

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

   En un fortuito giro de los acontecimientos, Arya Stark se las ingenió para llegar hasta el Rey de la Noche y asestarle una puñalada mortal en el pecho con su daga de acero Valyrio, el arma que anteriormente le había entregado su hermano, el Cuervo de Tres Ojos, Bran Stark. Un hábil movimiento, ensañado durante años, con el que la joven Stark no solo eliminó al gran villano, sino que hizo añicos a todas sus huestes de Caminantes Blancos en el momento más oportuno.

   En una de las secuencias del documental emitido por HBO, se puede ver una pizarra con los detalles clave del capítulo 8x03, y entre ellos se responde a una importante pregunta. ¿Cómo logró Arya saltar tan alto como para situarse a la altura del Rey de la Noche? ¿Desde donde salta la Stark para no ser detectada? Y la respuesta, de sencilla que es, no ha terminado de convencer a los fans.

   Según el productor Bryan Cogman, Arya logró saltar tan alto porque se impulsó "desde una pila de cadáveres de Caminantes". Aunque esto nunca se ve en pantalla, ya que la joven Stark aparece por sorpresa ya en pleno aire, pero es posible que realmente hubiese un montón de cuerpos desde el que saltar.

   Por otro lado, el editor de sonido Tim Kimmel también dio respuesta a una de las teorías del fandom que asegura que, cuando Jon Snow grita "¡Vete!" delante de Viserion, el dragón resucitado por el Rey de la Noche, en realidad le grita a Arya para indicarle que el camino hasta donde está el gran villano está despejado. Al parecer, en palabras de Kimmel, esto no fue así.

   "Que yo sepa, él sólo está gritando", explica el sonidista en el documental. "Él está haciendo todo lo posible para llegar al Bosque de los Dioses y hasta Bran, porque sabe que el Rey de la Noche y los Caminantes Blancos van hacia allí y su deber es protegerle. Desafortunadamente, ese dragón de hielo está en su camino".

   "Pero Jon no es consciente de que Arya se dirige hacia allí. Realmente sólo está tratando de protegerse, y se da cuenta de que se encuentra en un verdadero aprieto. Así que está gritando para tratar de animarse a sí mismo a esquivar ese dragón de alguna manera", señaló Kimmel sobre el épico momento entre Jon y Viserion.

   Sea como fuere, el momento en el que Arya acaba con el líder de los Caminantes Blancos fue uno de los más impactantes en la historia de la serie y una de esas secuencias que quedarán grabadas en la retina de todos los seguidores de Juego de Tronos.

Contador

Para leer más