Publicado 23/05/2021 13:31CET

El final de la temporada 2 ¿Quién mató a Sara?: ¿Descubierto el verdadero asesino?

El final de la temporada 2 de ¿Quién mató a Sara? desvela al verdadero asesino
El final de la temporada 2 de ¿Quién mató a Sara? desvela al verdadero asesino - NETFLIX

   MADRID, 23 May. (CulturaOcio) -

   La segunda temporada de '¿Quién mató a Sara?' ya ha desembarcado a Netflix. Convertida en una de las series revelación de este año, su primera temporada superó en visionados a otras ficciones como 'Sky Rojo' o 'La Serpiente'. Son muchas las incógnitas que Álex tenía que descubrir sobre la verdad de su hermana, la cual era completamente diferente a la inocente joven que él conocía. ¿El final de la segunda temporada de Quién mató a Sara es el desenlace definitivo o a la muerte de Sara le queda un último capítulo por contar?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   A pesar de que Manolo Cardona aseguró que todas las preguntas se resolverían en la segunda temporada, lo que se le olvidó decir es que esta nueva tanda iba a crear nuevas incógnitas y que el misterio sobre la muerte de Sara (Ximena Lamadrid) sería resuelto... a medias. Dentro de la historia, nadie sabe quién fue el auténtico asesino, pero sí el público, gracias a una escena final que da un giro radical a la trama y que abre las puertas a una tercera temporada.

La aparición de un cadáver en el patio de su casa, provocó que la situación de Álex (Cardona) quedase en un extraño limbo legal. Por ello, Elisa (Carolina Miranda) le pide ayuda a su excuñado, Lorenzo (Luis Roberto Guzmán), el cual en esta temporada vive una serie de vaivenes sentimentales con Chema (Eugenio Siller).

   Tras encontrar el otro diario de su hermano, Álex decide visitar al psiquiatra que trató a Sara. Así descubre que la joven padecía de esquizofrenia, enfermedad que heredó de su padre biológico, un hombre que abusó a su madre. ¿Y quién es entonces su progenitor? Pues nada más y nada menos que Abel Martínez, el padre Marifer.

   Gracias a escenas de flashbacks, se revela Sara visitó a su padre al psiquiátrico y que pensaba a ayudarlo en escapar. Lo cierto es que, finalmente, este intenta acabar con la vida de Sara.

   De hecho, en el episodio final, Álex y Nicandro (Matías Novoa), el antiguo amigo de Álex que estuvo completamente ausente en la primera temporada y que aparece, como adulto, por primera vez en esta segunda, encuentran un vídeo en el que Abel amenaza con matar a Sara, como ya hizo con su madre.

   La joven, muerta de pánico, consigue zafarse y llama a César Lazcano (Ginés García Millán), que llega justo para evitar que Abel viole y mata a su hija. César dispara en la cabeza a Abel, matándolo en el acto. La revelación de este hecho provoca que Marifer (Litzy) se derrumbe, al darse cuenta de que los Lazcano no tenían nada que ver con la desaparición de su madre.

   Revelada la identidad del cadáver y su asesino, la segunda temporada revelaba también que Mariana (Claudia Ramírez), mata a Elroy (Héctor Jiménez), el cual no cortó las cuerdas, pues fue descubierto por Nicandro antes de que pudiera hacerlo. De hecho, la propia Sara llega a cogerlas también. Entonces, sino fue Elroy, ¿quién cortó las cuerdas?

   Llena de odio, ira y ansias de venganza, Marifer siguió a Sara hasta el lugar de veraneo. Fue ella la que cortó las cuerdas que provocaron su caída. Nadie sospechó de ella porque no fue vista en la zona. Sin embargo, tras saber la verdad sobre el origen de Sara, Marifer se siente culpable.

   Cuando vuelve a su casa, Marifer encuentra a Mariana, quien le habla del plan que tenía con Clara (Fátima Molina), su hermana menor, que está embarazada de Chema. Las tres comienzan a discutir fuertemente y Marifer saca una pistola. En un forcejeo, Marifer, en lugar de matar a Mariana, acaba con la vida de Clara.

   Tras ello, Marifer sigue a Álex y Elisa hasta el almacén los Lazcano, donde la hija del clan intenta quemar todo como manera de expiar los pecados de la familia. Con el lugar incendiado, Álex busca salvar a Elisa y lo consigue, aunque en su camino se tropiezan con Marifer, quien intenta matar a Elisa después de confesar que ella fue la autora de la muerte de Sara.

   Marifer no consigue matar a Elisa, quien es rescatada por Álex, quedándose envuelta en las llamas, lo que da a entender que la mujer ha muerto en el incendio. Finalmente, Álex tiene a la culpable de la muerte de su hermana... o eso piensa, porque, en verdad, el asesino es otro.

   En la escena final del octavo y último capítulo de la temporada, Nicandro llama al doctor Alanís (Daniel Giménez Cacho), el mismo médico que habló con Álex al inicio de la temporada. Nicandro le agradece al psiquiatra que haya desviado la atención de Álex, revelando también que fueron ellos los que realmente estuvieron detrás de la muerte de Sara.

   "Tenemos que dejar que piensen que fue Marifer. Hay mucho en juego", le comenta Nicandro al doctor. En la escena, también puede verse que Sara formaba parte de un programa experimental. Sin duda, esto estará muy relacionado con su muerte.

   Cabe recordar que nadie vio el cadáver de Sara tras caer. Aunque Marifer le provocase la caída, eso no implica que la joven muriera. Lo que hace que el doctor y Nicandro aprovechasen el accidente para asesinarlo. Y aquí estará el misterio de la tercera temporada (no aprobada aún por Netflix), en que salga a la luz el verdadero autor de la muerte, así como también descubrir que era eso tan importante que Sara sabía y se llevó a la tumba.

   Aunque esos son los principales misterios de esta temporada. Hay más tramas cerradas que han provocado más incógnitas, si cabe. Por un lado, César Lazcano ha visto cómo su imperio se derrumbaba pero, cual comadreja, ha sabido sortear todas las amenazas que ha vivido en esta temporada.

   El patriarca fingió su muerte luego de que su exsocio, Sergio (Juan Carlos Remolina), huyese de la cárcel y secuestrase a Elisa. César suplica la ayuda de Álex y este cede por amor a la Lazcano. Oficialmente muerto (aunque Elisa y Álex saben que está vivo), César ha instalado un nuevo casino en una isla alejada, con una nueva identidad y buscando engendrar un hijo al que llamará Alejandro.

   Peor destino tienen Mariana y Chema. La primera ve toda su familia derrumbarse. Sus hijos se apartan de ella, se queda sin nieto y con un marido dado por muerto. Parece que la mujer entrará en una fase de tortuoso delirio. Después está el otro vástago Lazcano.

   Chema termina sufriendo dos reveses sentimentales. El primero es por la muerte de Lorenzo. Su amado es asesinado por el hermano de Moncho, el violento exnovio de Clara. Luego este recibe otra desgarradora noticia, cuando le informan del asesinato de Clara y, por consiguiente, del bebé que esperaba.

   Consumido por la culpa, decide entregarse a la policía, confesando haber matado a Moncho en defensa propia y, debido a un pacto que hizo cob Álex, incriminándose de la muerte de Abel Martínez. Por el homicidio de Moncho, lo tiene fácil, al haber sido en defensa propia. Ahora bien, el asesinato de Abel deja a Chema en una situación judicial muy grave. Solo la irrupción de su padre podría salvarlo, pero, ¿será capaz el patriarca de los Lazcano de 'resucitar entre los muertos' para ayudar a su vástago?

   Con Álex libre de toda culpa y dispuesto a rehacer su vida junto con Elisa, con César viviendo la vida padre con otra identidad, con Chema expiando sus culpa y con Mariana a punto de enloquecer termina una temporada que pide a gritos una nueva entrega. ¿Se la dará Netflix o dejará al público con la miel en los labios?

Para leer más