Publicado 14/06/2021 17:27CET

El final de la temporada 2 de Lupin, explicado: ¿Consigue Assane derrotar a Pelligrini?

El final de Lupin 2, explicado: ¿Consigue Assane derrotar a Pelligrini?
El final de Lupin 2, explicado: ¿Consigue Assane derrotar a Pelligrini? - NETFLIX

   MADRID, 14 Jun. (CulturaOcio) -

'Lupin' lo ha vuelto hacer, la segunda temporada ha conquistado al público de Netflix, coronándose como lo más visto de la plataforma. Assane Diop (Omar Sy), el ladrón de guante blanco contemporáneo, tenía una misión: rescatar a su hijo Raoul (Etan Rimon) de las garras del malvado y corrupto Pelligrini (Hervé Pierre). Pero no es el único frente abierto al que se ha enfrentado el ladrón caballero.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   El secuestro de su hijo trastoca todos los planes de Assane. Sin embargo, se encuentra con una ayuda inesperada, la del teniente Guédira (Soufiane Guerrab). En la primera parte, el agente de la gendarmería era el único que sospechó de que Assane era una versión actual del ladrón creado por Maurice Leblanc. El joven teniente termina emulando a Ganimard, el eterno antagonista del Lupin original, aunque en esta versión contemporánea, termina siendo una mezcla entre policía honrado y cómplice improvisado.

   Guédira logra salvar a su hijo de las garras del adlátere de Pelligrini, Léonard (Adama Niane). Lo consigue, mientras que Assane fracasa. Sin embargo, ambos terminan convertidos en una especie de aliados en la sombra. Guédira sabe que debe capturarlo, pero también intuye hay un pez gordo detrás de esta situación. Y, efectivamente, no se equivoca.

   Aunque Pelligrini pierde a Raoul y tampoco captura a Assane, es también muy astuto y logra contrarrestar el plan de Lupin, pues, aunque rescata a su hijo, el magnate consigue averiguar que Benjamin Ferel (Antoine Gouy), el anticuario y mejor amigo de Diop, es su cómplice, así como también donde está la base secreta del ladrón de guante blanco.

   Tal es el ardid de Pelligrini, que logra hacer un pleno, pues aprovecha para deshacerse de Léonard, su fiel esbirro el cual había fallado demasiadas veces, y, a su vez, incriminar a Lupin del asesinato, pues envía a un nuevo secuaz, Pascal (Nicolas Wanczycki), para matar a Léonard en la base de Assane y llama a la policía, la cual cree que Diop es el culpable.

   Acusado de asesinato, con su base secreta descubierta y su identidad revelada, Assane se convierte en el hombre más buscado de Francia. Ni siquiera Guédira le puede ayudar. Pelligrini parece salirse con la suya, pues el primer intento de incriminarle por corrupción fue un golpe fallido... o eso es, al menos, lo que el millonario pensaba, pues Lupin tenía varios planes para provocar su caída. Porque, aunque inicialmente debía rescatar a su hijo, Assane siempre tuvo en la mente acabar revelando la verdad sobre el asesino de su padre.

   Aunque Assane y Benjamin terminan huyendo de la policía, eso no impide que el plan para desenmascarar a Pelligrini siga en marcha. Para que la confabulación prospere, era necesario contar con un cómplice, el cual se revela en el último episodio, siendo este el prometedor gestor bancario, Philippe Courbet (Stéfan Crepon), el pétreo administrador cuyo apellido es una referencia al pintor que retrató los acantilados de Étretat, hogar de Leblanc.

   Es, precisamente, Courbet quien le sugiere a Pelligrini llevarse el 80% de la recaudación del concierto benéfico que organiza su hija Juliette (Clotilde Hesme). Lo que el magnate no esperaba es que ese concierto se convertiría en una puesta en escena para desenmascararlo no solo a él, sino también al comisario Dumont (Vincent Garanger), el cual es detenido por corrupción y tráfico de influencias.

   Con la detención de Pelligrini, acusado -con pruebas- de asesinato, corrupción y estafa y de Dumont, a Lupin solo le queda un objetivo más: limpiar su nombre y evitar ser capturado por la policía. A pesar de haber revelado la verdad sobre Pelligrini, eso no elimina las acusaciones que pesan sobre él por robo.

   Huido de la justicia, la tercera parte tiene el desafío de narrar el regreso del ladrón caballero. Por otro lado, aunque Pelligrini esté detenido, sigue siendo uno de los hombres más importantes de Francia, sus influencias son tan poderosas que será difícil que esté mucho tiempo entre rejas. Habrá que ver si la siguiente tanda de episodios muestra qué nueva maquinación esconde el magnate y cómo será respondido por Lupin.

Para leer más