Venom, Riot, Matanza y otros brutales simbiontes de Marvel

Venom, Matanza y Spiderman
MARVEL COMICS
Actualizado 05/10/2018 17:29:30 CET

MADRID, 5 Oct. (CulturaOcio) -

Venom ya está aquí. El brutal y oscuro enemigo de Spider-Man cuenta a partir de ahora con su propia película, un filme protagonizado por Tom Hardy que convierte al simbiónte en un atípico anti-héroe en una aventura en la que los malos son malos... y el bueno también.

Su gran rival será otro parásito alienígena, Riot, que ya mostró su tremendo potencial en los tráileres. Pero ellos dos no son los únicos simbiontes que han hecho 'carrera' en el los cómis de Marvel.

Tal y como dice Venom en un momento de la película "somos millones". No tantos, solo algunos, son los parásitos extraterrestres más célebres peligrosos que han desfilado por las historietas de Marvel.

RIOT

Arrancamos con el gran villano de la película de Venom. La primera vez que este personaje apareció en los cómics de Marvel fue en mayo de 1996 en Venom: Lethal Protector, volumen 4, creado por David Michelinie y Ron Lim. Se trata de una de las historietas en las que se basa la película dirigida por Ruben Fleischer y una de las primeras que muestra a Venom no como villano o némesis de Spiderman, sino como antihéroe, salvando a la humanidad del voraz apetito de sus semejantes.

Para entender el origen de este simbionte, y el de al menos otros cinco más, primero hay que acudir a la Fundación Vida. Esta elitista institución -que también es clave en la película de Venom, aunque su historia al igual que la de Riot es bastante diferente- se creó, según los cómics, en el marco de la Guerra Fría. Fue el miedo a que la humanidad pudiera ser destruida en una guerra nuclear lo que movió a sus responsables a intentar alumbrar una nueva "especie" para poder sobrevivir al posible holocausto.

La Fundación es consciente de que su futuro utópico necesitaría una policía especial y muy eficiente. Por eso, el líder de la Fundación, Carlton Drake, clonó al simbionte Venom para que pudiera ser huesped por miembros de su propia organización.

En los cómics, Drake capturó a Venom y le obligó a producir cinco parásitos derivados de él que se unirían a humanos bajo control de la Fundación. Riot es uno de ellos, el más fuerte y parecido a Venom por su color grisáceo, y se fusionó con el guardia de seguridad Trevor Cole. Él, junto con los otros simbiontes, generan el caos en todo San Francisco hasta que son detenidos por Spider-Man... y el propio Venom.

SCREAM

Otro simbionte creado por la Fundacion Vida, pero en este caso unido a una mujer, es Scream. Un parásito de color amarillo que usa su cabello de manera similar a Medusa, mainantando y estrangulándo a sus víctimas. Es el clon de Venom que, junto a Riot, más destaca en solitario ya que protagoniza otras historias en los cómics en las que planea incluso matar a sus "hermanos" y culpar de ello a Eddie Brock. Donna Diego, guardia de seguridad de la Fundación Vida, es su anfitriona.

LASHER

Es otra de las semillas o clones derivados de Venom creadas por la Fundación vida. De color verde azulado, es el simbionte más pequeño del grupo. Además de conceder a su anfitrión -como el resto de los parásitos- fuerza y resistencia sobrehumanas y un factor de curación hiperdesarrollado, la característica más notable de Lasher son esa especie de látigos que salen de su espalda. En el cómic se une a Ramón Hernández, un mercenario español al servicio de la Fundación Vida.

PHAGE

De color amarillo o naranja, este es otro de los "hijos" sintéticos de Venom y el simbionte que más se parece a Carnage no solo por su color vivo... sino también por su ferocidad. De hecho, muchos ven en él una combinación de Venom y Matanza con predilección en convertir sus extremidades en armas afiladas. En los cómics, se une a otro de los esbirros de la fundación llamado Carl Mach.

AGONY

Es otro de los clones de Venom y el primer simbionte que se une a una mujer humana. Este simbionte de color morado puede escupir ácido capaz de quemar casi cualquier material. Su anfitriona es Leslie Gesneria una mercenaria que nunca consigue enlazar de todo bien con el parásito siendo tremendamente agresiva e impredecible.

HYBRID

Después de que sus anfitriones fueran asesinados por Scream, los cuatro simbiontes restantes creados por la Fundación Vida (Riot, Phage, Lasher, y Agony) fueron combinados para crear un nuevo simbionte llamado Hybrid. El parásito se fusionó con el guardia de prisiones Scott Washington. Los poderes que le confieren son tremendos... pero por contra Scott debe lidiar con cuatro voces diferentes dentro de su cabeza.

CARNAGE

El otro gran simbionte. Conocido como Matanza, este ente de color escarlata también se deriva de Venom pero, a diferencia de los otros, no ha sido clonado o creado de forma artificial. Carnage, cuya primiera aparición data de abril de 1992 en The Amazing Spider-Man #361, fue creado cuando Eddie Brock compartió celda con el asesino en serie Cletus Kasady. Cuando Brock sale prisión, deja un rastro del parásito en la celda que se fusiona con Kasay.

La mezcla del letal parásito alienígena y este psicópata es explosiva, originando a la criatura carmesí que supera a Venom en términos de fuerza, poder y, sobre todo, sed de sangre. Matanza, como su propio indica, mata solo por placer y supone una amenaza tal, que Venom y Spider-Man llegan en un momento dado a aliarse para pararle los pies.

TOXIN

Y si Carnage desciende de Venom, el linaje de simbiontes prosiguió después con Toxin, un personaje que aparece en 2004, en el primer número de la serie Venom/Carnage y que resulta de la fusión del agente de policía Patrick Mulligan y un simbionte descendiente de Carnage.

Toxin, que ha tenido sus historias propias en los cómics de Marvel, aúna poderes de Venom (su "abuelo") y de Carnage (su "padre") y su aspecto es también una combinación de ambos que, en algunas de sus versiones, también recuerda algo a Spider-Man.

SHE-VENOM

Terminamos este repaso con el simbionte femenino por excelencia. Ann Weying, una abogada de éxito y exmujer de Brock, que también termina albergando al simbionte extraterrestre convirtiéndose en el personaje conocido como She-Venom cuya priera aparición en los cómics data de septiembre de 1995 en el número dos de Venom: Sinner Takes.

En los cómics es el propio Brock quien hace que el simbionte se apodere del cuerpo de su amada para salvar su vida. En los cómis, la especialistas en comunicaciones del ejercito Patricia Robertson también entró en contacto con el simbiónte y adquirió la identidad de She-Venom.

Contador