Los salvajes ritmos y colores de El Rey León y El Libro de la Selva toman Disneyland París

Actualizado 01/07/2019 16:31:24 CET

   PARÍS, 1 Jul. (CulturaOcio) -

   Los indómitos e imponentes ritmos de la sabana africana y todos los colores y aromas de la selva india toman este verano Disneyland París con el 'Festival del Rey León y El Libro de la Selva'. Los dos clásicos de animación cobran vida en un evento especial que se podrá disfrutar hasta el 20 de septiembre en el complejo de ocio de la capital francesa.

   'The Lion King: Rhythms of the Prideland' es una creación original para Disneyland París que, con motivo del 25º aniversario del estreno de la película de animación en los cines, cuyo remake dirigido por Jon Favreau llegará a los cines el próximo 19 de julio, mezcla pasajes y canciones del filme original y del exitoso musical del Rey León, para presentar la historia Simba, Mufasa, Nala, Scar, Rafiki y compañía "de una forma diferente y nunca vista", señala Christophe Leclercq, el director del espectáculo.

   Un show que se representa cuatro veces al día en el 'Frontierland Theater' y en el que no faltan los temas más emblemáticos del clásico de animación de Disney como 'El Ciclo de la Vida', 'Voy a ser el Rey León', 'Es la noche del Amor' o 'Hakuna Matata'. "El reto era hacer algo nuevo pero respetando el espíritu de la película original de animación e integrando canciones creadas para el musical (hay tres de ellas). Es una combinación de todo", destaca Leclercq en un encuentro con los medios en Disneyland París al que asistió Europa Press.

BAILAR CON LAS MANOS

   Entre las muchas novedades que incluye este espectáculo en e el trabajan más de 200 personas de 12 nacionalidades diferentes, y que está "marcado por el ritmo de los gigantes timbales" que en todo momento ocupan el escenario y las imponentes coreografías, que incluyen acrobacias pare recrear algunos de los pasajes más icónicos de la historia del Rey León, destaca el 'chansigne', la representación de todo lo que ocurre en el escenario, tanto palabras como coreografías, en lengua de signos.

   "Es otra coreografía en sí misma. Tomamos letra y música de las canciones y bailamos con las manos. A diferencia de la lengua de signos, con esto transmitimos no solo palabras, sino también los sentimientos y la música de las canciones y de todo lo que pasa en el escenario", afirma el español Juan Fuentes, director de escena de Disneyland y responsable de este 'chansigne'.

   Esta novedosa "apuesta por la accesibilidad" se integra en el nuevo espectáculo de El Rey León después del éxito que tuvo la introducción del narrador en la lengua de signos en otro de sus espectáculos estrella de Disneyland París, el imprescindible 'Mickey and the Magician'. "Está en nuestros planes seguir con la interpretación de signos en próximos espectáculos", apostilla Leclercq.

EL COLOR, LO MÁS VITAL

   Junto con 'The Lion King: Rhythms of the Prideland', el otro plato fuerte de este verano salvaje que propone Disneyland París es 'The Jungle Book Jive', un espectáculo al aire libre que promete un viaje, también al ritmo imparable de espectaculares instalaciones móviles de percusión que desfilan hasta el corazón del parque acompañadas de icónicos personajes Balu o Rey Louie a los que acompañan los clásicos de Disney como Mickey, Donald, Goofy y el resto de la pandilla.

   Himnos de 'El libro de la Selva' como 'Busca Lo Más Vital' o 'Quiero Ser Como Tú' toman las calles del parque cuatro veces al día en un desfile que termina en la Plaza Central donde, en el gran escenario ubicado frente al mítico Castillo de la Bella Durmiente, se desata una explosión de baile, música y color que, según asegura Farida Chakouki, productora del show, bebe directamente del mítico filme y los grandiosos espectáculos de Bollywood.

   "Viajamos hasta Rajastán", revela Chakouki que señala de aquel viaje no solo tomaron "inspiración" para el espectáculo, sino los colores, toda esa impresionante cultura e incluso "algunas joyas y complementos" que aparecen en el vestuario. "Fue una aventura enriquecedora", sentencia. "Cuando uno va bien vestido... se canta y se baila mejor", vuelve apostillar Leclercq que señala "el ritmo de la percusión" como elemento unificador e hilo conductor de ambos espectáculos.

   Pero, además de sus dos grandes espectáculos, el 'Disney Wild Festival' cuenta, además de con amplio y renovado catálogo de productos y ropa dedicados al universo de El Rey León y a sus míticos personajes, con otras experiencias y sorpresas como las seis representaciones diarias del 'MataDance' de Timón, el simpático suricato de El Rey León que junto a su inseparable Pumba imparten clases de su "filosofía vital" a golpe de baile.

   'Djembe Joy' es el nombre de una aldea con inspiraciones africanas que está abierta todos los días hasta las dos de la tarde en 'Frontierland' y que está dedicada a los dos clásicos Disney con experiencias interactivas con dos de sus personajes más sabios y carísmáticos: Rey Louie de El Libro de la Selva y el viejo Rafiki de El Rey León.