Rob Savage dirige The Boogeyman: "Hay muchas películas malas del hombre del saco, el reto era hacer la buena"

Rob Savage dirige The Boogeyman: "Hay muchas películas malas del hombre del saco, el reto era hacer la buena"
Rob Savage dirige The Boogeyman: "Hay muchas películas malas del hombre del saco, el reto era hacer la buena" - UNIVERSAL SPAIN
Actualizado: viernes, 2 junio 2023 16:31

   MADRID, 2 Jun. (CulturaOcio) -

   En 1973, el maestro del terror Stephen King escribió un pequeño relato titulado El Coco, basado en la popular figura del hombre del saco. Este monstruo que acecha a los niños ha tenido numerosas versiones en cine y literatura, y con The Boogeyman, que ya está en cines, ha llegado una más. "Se han hecho muchas películas malas del hombre del saco, el reto era hacer la buena", sugiere Rob Savage, su director.

   En una entrevista concedida a CulturaOcio.com, el cineasta explica cómo abordó la cinta, que nace del texto de King aunque lo expande mucho más allá. "Leí el guion y, aunque terminamos convirtiéndolo en algo muy diferente de lo que era al principio, inmediatamente pude ver el potencial y el reto de hacer la película definitiva del hombre del saco", comenta.

   "Es una película basada en una historia muy corta. Son dos personajes en una habitación hablando y luego tiene un final sorprendente. No necesariamente se presta a una película de 90 minutos, por lo que gran parte de ella fue nuestra propia invención", añade Savage, que confirma que su objetivo, en cualquier caso, fue mantenerse fiel a King y su estilo.

   "Queríamos asegurarnos de que incluso las cosas que estábamos inventando dieran la impresión de pertenecer al universo de Stephen King, que estuviera codo con codo con It, El Resplandor y todas las películas clásicas", manifiesta el director, reflexionando a su vez sobre los mecanismos que debía cambiar para generar esa misma sensación de terror que un texto escrito.

   "Al escribir, tienes algo que no puedes tener en el cine, que es la capacidad de explicarle a los lectores los pensamientos de tus personajes, llevarles dentro de ellos. Puedes describir lo que sienten por dentro, lo que esconden; mientras que en una película tienes que visualizarlo", explica el cineasta, reconociendo que fue en esa subjetividad donde puso su mayor esfuerzo.

    "Una de las cosas que intenté hacer en The Boogeyman fue hacer que pareciera lo más subjetiva posible, atrapar a la audiencia en la experiencia de la niña mirando debajo de la cama, hacernos sentir que estamos allí con ella". The Boogeyman ya puede verse en cines.