¿Es real el vínculo entre Joker y Batman?

Actualizado 08/10/2019 11:58:09 CET
Imagen de la película Joker
Imagen de la película Joker - WARNER BROS

   MADRID, 7 Oct. (CulturaOcio) -

   Joker de Todd Phillips ya puede verse en cines. El largometraje, anunciado desde el principio como una historia independiente del universo DC, ha incluido en su trama conexiones con Batman y la familia Wayne bastante sorprendentes. Brett Cullen, actor que da vida en el filme al influyente hombre de negocios Thomas Wayne, se ha pronunciado sobre una de las incógnitas más importantes de la película.

((ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   De todos los giros argumentales que la película plantea, el más impactante es sin duda el que sugiere el presunto parentesco entre el Joker y Batman. ¿Puede ser Arthur Fleck, futuro asesino y villano, hijo ilegítimo de Thomas Wayne y hermano del próximo superhéroe de Gotham?

   En un primer momento, el filme apunta en este sentido. Arthur Fleck, un aspirante a cómico que padece un trastorno mental encarnado Joaquin Phoenix, lee una de las cartas que su madre Penny le escribe periódicamente al millonario Thomas Wayne. En ella, se da a entender que Arthur sería el hijo ilegítimo de Wayne, fruto de un romance entre ambos cuando Penny trabajaba para él.

   El propio Brett Cullen admite, en una entrevista con The Hollywood Reporter, que dio por cierta esta idea y la tuvo en su cabeza a lo largo del rodaje. Para él, fue Wayne quien "empujó al personaje de Penny a las instituciones mentales".

   "Me sorprendió mucho cuando leí el giro. Me acerqué a Todd y le pregunté: '¿Estamos haciendo esto de la forma en que creo que lo estamos haciendo?', Todd respondió: '¿Y cuál sería una razón convincente para que el Joker odie tanto a Batman?'. La idea de que el Joker es un hijo ilegítimo que no recibió nada de la familia Wayne es una motivación muy convincente para el odio de su personaje. Esta película te hace sentir pena por Arthur, cuando lo ves luchando con su madre. Y ella dice: 'Ve a ver a Thomas Wayne, él nos ayudará. Es un buen hombre'. Es desgarrador", afirma el actor.

SIN CERTEZAS SOBRE SU ASCENDENCIA

   Sin embargo, la trama vuelve a girar después del encuentro entre Arthur y Thomas, una de las muchas incómodas y trágicas escenas del filme.

   Al ser interpelado directamente por Arthur, Thomas Wayne replica que su madre, también desequilibrada mentalmente, lo adoptó y que inventó toda la historia acerca de su romance y su de su presunto hijo secreto fruto del mismo. Posteriormente Arthur comprobará los informes médicos de Penny en el hospital psiquiátrico de Arkham y descubrirá que, efectivamente, su madre padecía neurosis y trastorno de la personalidad. En dichos informes, además, Arthur descubre haber sufrido graves abusos durante su infancia por una de las parejas de su madre.

   La escena del encuentro entre Arthur y Thomas fue para Brett Cullen, "la más difícil de rodar". El actor añadió que, "la versión final de esta confrontación fue mucho más ligera que la original, que era mucho más oscura".

   Sin duda, una de las claves de este thriller, que narra la degeneración de Arthur Fleck (Phoenix) en el famoso asesino de DC el Joker, es el juego en el que sumerge al espectador al no permitirle diferenciar con claridad entre realidad y delirio.

   Al mostrar la realidad desde la mirada de personas que padecen un trastorno (Arthur, Penny) el espectador no llega a saber a ciencia cierta si lo que ve es la realidad o no. Un juego que culmina en la escena final, cuándo el Joker baila a través de los pasillos de una institución mental tras asesinar a su terapeuta. La misma mujer que aparece al inicio del filme, pero algo envejecida. ¿Ha sido todo un delirio o es realidad?