Publicado 27/01/2020 14:47:16 +01:00CET

El día que Kobe Bryant ganó un Oscar por soñar con su Querido baloncesto

Kobe Bryant gana el Oscar con su corto Dear Basketbal
Kobe Bryant gana el Oscar con su corto Dear Basketbal - GETTY - Archivo

   MADRID, 27 Ene. (CulturaOcio) -

   Kobe Bryant falleció el domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en Calabasas, California. Después de retirarse del mundo del baloncesto, donde desarrolló una carrera que abarcó dos décadas, el 18 veces All-Star de la NBA, ganador de cinco campeonatos y estrella de Los Angeles Lakers se propuso probar suerte en la industria del entretenimiento. Una aventura en la que estaba embarcado cuando murió y en la que ya había ganado un premio Oscar.

   El deportista fundó la productora Granity Studios para desarrollar contenido original que uniría deporte con elementos de fantasía y narración. Uno de los primeros proyectos de Granity fue Detail, una serie de ESPN + sobre la NBC. El proyecto fue escrito, producido y narrado por Bryant.

   Pero sin duda alguna, el éxito creativo más significativo de Bryant fue el corto animado Dear Basketball (Querido baloncesto), una pieza de animación basada en el poema que escribió para anunciar su retiro del baloncesto que como productor le valió, entre otros reconocimientos, un premio de la Academia, un Emmy y un premio Annie.

   Dirigida por Glen Keane y con música del maestro John Williams, Dear Basketball no tuvo un camino fácil a los Oscar ya que miles de personas firmaron una petición exigiendo que se anulase la nominación de Bryant debido a una acusación de agresión sexual en 2003. El pleito finalmente acabó con un acuerdo civil. A pesar de su galardón, a Bryant se le negó la membresía en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

   En 2015, el jugador inició y fue productor ejecutivo del documental de Showtime Kobe Bryant's Muse, que detallaba los altibajos de su carrera. "No quería escribir un libro, no tengo la paciencia para hacerlo", dijo el protagonista a The Times en 2015. "Queríamos crear algo realmente diferente, muy sincero. Cinematográficamente queríamos hacer algo que fuera diferente de la forma en que se filman los documentales. Se trataba de hacer algo divertido pero honesto".

   El año pasado, Bryant supervisó la producción de The Punies, tres novelas escritas por autores de fantasía y ambientadas en un universo ficticio donde nada más que el deporte es real. También produjo un podcast para niños y familias titulado Punies.