Publicado 24/02/2020 11:25CET

Asociación de memoria histórica de Auchtwitz, sobre: Hunters: Es una "tontería peligrosa" que alimenta "negacionistas"

Imagen de la serie Hunters de Amazon
Imagen de la serie Hunters de Amazon - AMAZON PRIME VIDEO

   MADRID, 24 Feb. (CulturaOcio) -

   Hunters, la nueva serie Amazon Prime Video en la que Al Pacino da vida a un hombre encargado de cazar a los nazis que escaparon tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, ha sido fuertemente criticada por la asociación de memoria histórica de Auchtwitz por incluir secuencias que no se corresponden con la realidad, en concreto los macabros "juegos" del campo de concentración.

   A través de su cuenta de Twitter, Auschwitz Memorial ha denunciado varias escenas de la serie, en especial la que representa un ajedrez humano, calificándolas de "insensatez peligrosa" y de "caricatura". En la escena, que sirve a su vez como opening de los episodios, un maestro de ajedrez judío es obligado a jugar una partida en la que las piezas son otros prisioneros, y uno de ellos es asesinado cada vez que comen una pieza.

    "Auschwitz está lleno de horribles dolores y sufrimientos documentados en los relatos de los supervivientes", explican en un tuit. "Inventar un juego falso de ajedrez humano para Hunters no es sólo una caricatura y una tontería peligrosa. También da pie a futuros negacionistas. Honremos a las víctimas al preservar la exactitud de los hechos".

   En otro comentario, la asociación afirma que en sus instalaciones tienen a su disposición servicios de información para programas y películas que realmente quieren conocer de cómo ocurrieron los hechos y retratar las escenas con precisión, pero "no muchos de ellos vienen a la consulta".

   Hunters, de Amazon Prime, se desarrolla en la década de los setenta y sigue a un grupo de vigilantes que se encarga de encontrar y cazar a los nazis exiliados en Estados Unidos para que paguen por sus crímenes de guerra. Protagonizada por Al Pacino, completan el reparto Logan Lerman, Josh Radnor, Jerrica Hinton y Tiffany Boone.

NO QUERÍAMOS SER UN DOCUMENTAL

   El creador de la serie David Weil también ha respondido a las críticas del Auschwitz Memorial en una carta abierta al público explicando que "las representaciones simbólicas brindan a las personas acceso a una realidad emocional que nos permite comprender mejor las experiencias de la Shoah", a la vez que rechaza la idea de que todas las secuencias del Holocausto tengan que ser verídicas sin espacio para la ficción.

   "No es un documental y nunca pretendímos serlo", destaca en el comunicado en el que señala que su gran desafío a la hora de crear la serie fue "contar una historia sobre el Holocausto" pero hacerlo "sin tomar nada prestado de la vida o experiencia específica de una persona real".

   En este sentido, el creador continuó explicando que, uno de los detalles más curiosos de la serie es que se aseguraron de que todos los números de identificación de los que estaban en el campamento superaran el número 202.499, el último número registrado en Auschwitz, para no representar a alguien que realmente estaba allí. "No quería que uno de nuestros personajes tuviera el número de una víctima real o un superviviente real, ya que no quería tergiversar a una persona real o pedir prestado de un momento específico en la vida de una persona real", destacó.

Para leer más