10 referencias escondidas por Tarantino en Érase una vez en... Hollywood

Actualizado 09/09/2019 11:35:33 CET

MADRID, 7 Sep. (CulturaOcio)

La novena película de Quentin Tarantino, Érase una vez en... Hollywood, está llena de guiños a los fetiches del director. Como viene siendo habitual en la filmografía del realizador de Kill Bill, su nueva cinta protagonizada por Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie está plagada de referencias, desde las más evidentes a las más sorprendentes.

Trufado de autocitas a otras de sus películas, así como la inclusión de personajes reales del Hollywood de la época y personalidades de la historia reciente de Estados Unidos, el nuevo filme de Tarantino incluye numerosos guiños que no siempre serán reconocibles al espectador.

Para facilitar a los fans del director de Tennessee algunas de estas referencias, que aparecen a mansalva en Érase una vez en... Hollywood, aquí están 10 guiños que Tarantino camufla en su novena película.

MALDITOS BASTARDOS

El inicio de Érase una vez en... Hollywood abre con una escena que los fans del director reconocerán rápidamente. Malditos bastardos, la película en la que Tarantino mató a Hitler, aparece citada en una escena de Los 14 puños de McCluskey, en la que el actor Rick Dalton achicharra nazis con un lanzallamas.

Una escena que recuerda a la película de 2009, pero no el único guiño. Brad Pitt, que interpreta a Cliff Booth, el doble de Rick Dalton, en Érase una vez en... Hollywood, encarna a Aldo Raine en Malditos Bastardos. Y es que Raine, en una escena del filme, finge ser un doble, el trabajo que, en realidad, realiza Cliff Booth.

THE MAMAS AND THE PAPAS

El aspecto musical, siempre clave en Tarantino, ocupa un espacio fundamental en Érase una vez en... Hollywood, dada la época que retrata. La década de los sesenta es un momento de cambio en el que la contracultura se apodera de Estados Unidos, y, entre los responsables de este fenómeno, están The Mamas and the Papas.

Y dos de los miembros del grupo, Michelle Phillips y Cass Elliot, aparecen en la película en la fiesta de la Mansión Playboy. Además de eso, dos de sus canciones, 'California Dreaming' y 'Straight Shooter', son parte de la banda sonora de la nueva película de Tarantino.

I'LL NEVER SAY NEVER TO ALWAYS

De nuevo la música aparece en esta lista, esta vez, de forma más siniestra. La primera vez que aparecen los miembros de la Familia Manson en la película, están cantando una canción llamada I'll Never Say Never To Always. Un tema que compuso el propio Charles Manson, personaje que tiene una fugaz aparición en la película y es clave para el devenir de sus personajes.

EL NEW BEVERLY Y LOCALIZACIONES DE HOLLYWOOD REALES

Tarantino recrea con mimo la ciudad de Los Ángeles, incluyendo localizaciones reales. En concreto, el director rinde tributo a algunas de las salas de cine que estaban en la ciudad durante la época, como la sala Eros.

La escena más emblemática se sucede cuando Sharon Tate entra a Eros, la citada sala que, más tarde, sería renombrada a The New Beverly Cinema, en la que la joven intérprete ve una película en la que había actuado. Un edificio que el propio Tarantino compró en 2007 y que aún tiene en propiedad, donde, de cuando en cuando, hace sugerencias de programación.

EL PROPIO TÍTULO

Ya desde el nombre, Tarantino da pistas sobre la película. Y es que el título Érase una vez en... Hollywood puede interpretarse como un cuento de hadas de una historia de Hollywood que nunca pasó, a pesar de que está basada en hechos reales que Tarantino modifica.

El título también referencia dos cintas de Sergio Leone, por el que el director de Kill Bill siente auténtica devoción. El realizador italiano hizo dos películas con nombre similar a la cinta de Tarantino: Hasta que llegó su hora -en inglés, Once Upon a Time in the West- y Érase una vez en América.

SPAGUETTI WESTERN

El western europeo es otro de los fetiches de Quentin Tarantino que, en esta ocasión, aparece citado explícitamente en Érase una vez en... Hollywood. Si bien su querido Sergio Leone no aparece en la película, sí que es mentado Sergio Corbucci, "el segundo mejor director de spaghetti western" y realizador de Django, western de 1966 en el que se inspiró Tarantino para su película de 2012. De hecho, Rick Dalton, uno de los protagonistas, viajará a Roma y se convertirá en un reputado actor de spaguetti western. En su periplo europeo le acompañará su fiel e inseparable amigo Cliff Booth.

BRUCE LEE Y STEVE MCQUEEN

La polémica presencia de Bruce Lee es uno de los grandes motivos de controversia de la nueva película de Tarantino. El actor no es el único gran nombre de la época que aparece en la cinta, pues Steve McQueen, interpretado por Damian Lewis, también forma parte de la cinta.

De hecho, Rick Dalton afirma, en un momento de la película, que estuvo a punto de ocupar el lugar de McQueen en La gran evasión. La inclusión de McQueen y Lee en Érase una vez en... Hollywood, además, podría no ser nada casual: ambos actores iban a estar en la casa de Sharon Tate la noche que ésta fue asesinada, al menos, hasta que sus planes cambiaron.

BATMAN

El Caballero Oscuro también tiene una inesperada aparición en Érase una vez en... Hollywood. Batman es nombrado por el productor al que interpreta Al Pacino con un tono lleno de desprecio, cuando éste advierte a Rick Dalton sobre su destino si quiere evitar acabar como uno de los villanos a los que aporrea Bruce Wayne en uno de los capítulos.

La serie de televisión de Batman, estrenada en 1966, fue protagonizada por Adam West y Burt Ward, que interpretaron, respectivamente, a Batman y Robin. Y las voces de ambos aparecen en los créditos, pues Tarantino incluye al final de éstos la grabación de un concurso radiofónico que estos actores grabaron.

BRUCE LEE ENTRENANDO A SHARON TATE

La película que Sharon Tate va a ver al cine, 'La mansión de los siete placeres', fue la cuarta y última película de Dean Martin como el espía Matt Helm. En ella, Tate tuvo uno de los papeles principales, y es especialmente recordada porque Bruce Lee fue quien coreografió las escenas de acción.

Algo que puede verse en Érase una vez en... Hollywood cuando el actor aparece en un flash-back en el que entrena con Sharon Tate en uno de los momentos más tiernos de la película.

 

LOS HIJOS DE HOLLYWOOD

Hay numerosas caras conocidas durante la nueva película de Tarantino. Michael Madsen, el fallecido Luke Perry, o Damien Lewis tienen pequeños papeles, así como Tim Roth o James Marsden, cuyas actuaciones no pasaron al montaje final de la cinta.

Pero en una llamativa decisión de casting, Tarantino incluye también a varios actores que, además de interpretar, son hijos de grandes celebridades. Es el caso de Amy Hawke, hija de Uma Thurman, Rumer Willis, cuyo padre es Bruce Willis, o Harley Quinn Smith, hija del director Kevin Smith.

Contador