Tolkien tiene la culpa de que mueran tantos personajes en Juego de Tronos

Juego de Tronos y El Hobbit
HBO/WARNER BROS
Actualizado 14/08/2018 10:59:51 CET

MADRID, 13 Ago. (CulturaOcio) -

Juego de Tronos y El Señor de los Anillos suelen compararse a menudo entre los fans del género fantástico. No en vano George R.R. Martin ha reconocido en numerosas ocasiones la evidente influencia que la saga de J. R. R. Tolkien sobre Canción de hielo y fuego, su serie de novelas en la que se basa la serie de HBO. Lo que hasta ahora Martin no había reconocido es que de la Tierra Media sacó no solo los dragones, la magia y demás... sino también la facilidad de eliminar personajes protagonistas de un plumazo.

Fue un evento concreto de El Señor de los Anillos el que hizo el gusto por acabar con la vida de sus protagonistas comenzara a gestarse en el interior de un por entonces joven Martin. "Y de repente, Gandalf muere. No puedo explicar cuánto me impactó. No puedes matar a Gandalf. Quiero decir, Conan no murió en sus libros, ¿no?", aseguró el autor.

Sin embargo, lejos de enfadarse con Tolkien por "romper la norma", aseguró "amarle para siempre por ello. En el momento en que matas a Gandalf, el suspense que sigue es mil veces mayor. Por supuesto, eso tuvo que ver con mi voluntad de matar personajes en un abrir y cerrar de ojos", apuntó.

Al igual que El Señor de los Anillos, en el libro de Juego de Tronos Martin también eliminó a un personaje, marcando un antes y un después para los fans. La muerte de Ned Stark fue una de las mayores sorpresas para los seguidores, y abrió la veda para acabar con otros tantos protagonistas de la historia de Poniente.

Aunque la séptima temporada de Juego de Tronos -que ya ha superado la trama de los libros- sorprendió por sus escasas bajas, la actriz que da vida a Sansa, Sophie Turner, adelantó que la última entrega será "más sangrienta que nunca" y estará "llena de traición, guerra y peligro".

La ficción de HBO regresará con su octava y última temporada en la primera mitad de 2019.