Publicado 04/05/2022 17:39

William Levy, la estrella de Café con aroma de mujer, confiesa su momento más difícil en la serie de Netflix

Archivo - William Levy attends the 20th Annual Latin Grammy Awards at the Grand Garden Arena - MGM Grand Hotel & Casino on November 14, 2019 in Las Vegas, Nevada.
Archivo - William Levy attends the 20th Annual Latin Grammy Awards at the Grand Garden Arena - MGM Grand Hotel & Casino on November 14, 2019 in Las Vegas, Nevada. - CONTACTOPHOTO - Archivo

   MADRID, 4 May. (CulturaOcio) -

   Café con aroma de mujer, la telenovela colombiana que se ha convertido en el último fenómeno inesperado de Netflix, ha catapultado al estrellato a William Levy. Sin embargo, según ha confesado recientemente el actor cubano, llegar hasta donde está ahora no le ha sido nada fácil y en el camino ha debido hacer frente a no pocos obstáculos y algunos momentos trágicos.

   Ha sido precisamente en su viaje por España y en su visita al programa El Hormiguero donde el intérprete que da vida a Sebastián Vallejo se ha sincerado y ha revelado cuál ha sido el momento más duro relacionado con la producción de la serie.

   "Mi hijo había tenido un accidente justo antes de ir a grabar y me tocó dejarlo ahí en medio de la recuperación", rememora Levy refiriéndose al percance que su hijo Christopher sufrió con un carrito de golf el pasado 2020.

   "En medio de la grabación pude hablar con él desde el hospital. Pero después tienes que hacer un 'switch', cortar todo esto y concentrarte", reflexiona el actor que incide en que fue "muy difícil ir a trabajar" después de ello. No obstante, tras un año y medio de "esfuerzo y ganas", su hijo está completamente recuperado y ha vuelto a jugar al béisbol.

   Durante la entrevista, Levy también ha hablado sobre su infancia en Cuba, de la cual destaca la "carencia" y la vida "sin la libertad". "Pasé quince años haciendo dieta obligado por el gobierno", recuerda el intérprete, que además denuncia que la situación que él vivió a inicios de los 90, con "un pan al día y un cuarto de pollo al mes", no es muy diferente de la que experimenta ahora el país.

   Pese a que a los catorce años intentó sin mucha suerte huir de Cuba, finalmente, al poco después, a su padrastro, que era preso político, Estados Unidos le ofreció a él y a su familia asilo como refugiados. Fue así como logró "emprender una vida llena de oportunidades", como las que le han dado papeles en películas como Resident Evil: El capítulo final o telenovelas como Café con aroma de mujer o Star.

Contador

Para leer más