The Walking Dead: Así fue el sangriento regreso de la 6ª temporada

Actualizado 15/02/2016 12:21:35 CET
Ron en The Walking Dead
AMC

MADRID, 15 Feb. (EDIZIONES) -

   Se venía anunciando a bombo y platillo. El regreso de la 6ª temporada de The Walking Dead iba a ser intenso, tenso y sangriento. Y si por algo se caracteriza la serie de Robert Kirkman, es por dar al espectador exactamente lo que promete.

   Mucho se ha especulado durante el último mes acerca de cómo seria el regreso de la ficción de AMC. En el último capítulo antes del parón de Navidad la trama se complicó en demasía para Rick y su grupo. Con los muros de Alejandría caídos, los Lobos merodeando los alrededores, y una nueva amenaza llamada Negan en el umbral de la puerta, la tensión tenía que estallar por algún lado.

   Antes de comenzar el repaso de la vuelta de The Walking Dead, con el capítulo titulado No way out, recordar a los lectores que aún no han visto el capítulo que va a ser analizado paso a paso. Haremos un repaso de las principales historias vistas en el capítulo, comentando la situación de cada uno de los 'grupos de personajes'. Quedan avisados, ha llegado el apocalípsis.

((AVISO: COMIENZAN LOS SPOILERS MASIVOS))

DARYL, ABRAHAM Y SASHA

   Como no podía ser de otra forma, Daryl ha sido el causante de que todo vuele por los aires (literalmente). El capítulo comienza, como ya había sido anunciado, con los secuaces de Negan exigiendo a Daryl, Abraham y Sasha que entreguen sus armas, materiales y vehículos. Pero Daryl no está muy por la labor, así que decide poner a prueba su recién adquirido bazooka, haciendo volar al grupo de moteros en mil pedazos. Sublime Daryl como siempre salvando la situación.

via GIPHY

JESSIE, SAM Y RON

   De vuelta en Alejandría, descubrimos que Jessie, Sam, y Ron, acompañados por Rick y Carl, han logrado no llamar la atención de los caminantes y continúan su 'paseo' entre los mismos. Pero se masca una tragedia inminente, y nunca mejor dicho. Como era de esperar, el pequeño Sam entra en una crisis nerviosa causada por el estrés post traumático y capta la atención de los caminantes.

via GIPHY

   Era de esperar que Sam se derrumbase y acabase devorado por los zombies, sin embargo la sorpresa viene cuando Jessie pierde también los estribos, lo que precipitará su prematura muerte a manos de los devoradores, negándose a soltar la mano de Carl pese a que se la están comiendo viva. Negándose a que Carl sea arrastrado al festín, Rick corta la mano de Jessie con un hacha, lo que enfurece a Ron, que levanta su arma, apunta a Rick y...

via GIPHY

CARL, RICK y MICHONNE

   BANG! Michonne intenta evitar lo inevitable, pero no consigue llegar a tiempo. Enfurecido por la muerte de su familia, Ron dispara sin miramientos. Sin embargo, pronto se descubre que no es Rick el herido. Bajo el ala de un ajado sombrero de sheriff, Carl levanta la cabeza. Un enorme agujero sanguinolento cubre la mitad derecha de su rostro, donde apenas segundos antes tenía el ojo.

via GIPHY

   Inmediatamente, Rick corre hacia su hijo, cogiéndole y llevándole a la enfermería, donde Denise y su grupo cuidan aún de los heridos. Sin embargo, Rick no se queda para cuidar de su hijo, si no que fuera de sí vuelve a las calles, donde empieza a desmembrar y decapitar a todos los caminantes que encuentra a su alcance. Y hay muchos de ellos. Es entonces cuando los residentes de Alejandría se dan cuenta de la situación y han de tomar una decisión: dejar que Rick desate su locura y fallezca en el intento, o luchar por salvar Alejandría junto a él. por suerte eligen la segunda opción.

via GIPHY

GLENN Y MAGGIE

   Mientras tanto, no muy lejos de allí, Glenn ha ido en busca de su amada Maggie, pero termina acorralado por los caminantes en una Iglesia. Durante unos angustiosos segundos parece que Glenn (una vez más) se encuentra caminado por la cuerda floja de la supervivencia. Por suerte para el aguerrido joven llegan Daryl, Sasha y Abraham con artillería pesada, consiguiendo salvar la situación (y a la pareja) que viven por fin su esperado y (tristemente) breve encuentro.

via GIPHY

ESPERANZA EN ALEJANDRÍA

   Sangre, vísceras, disparos, miembros cercenados... la noche transcurre en Alejandría, marcada por una auténtica carnicería tan violenta como necesaria. Pero como todas las cosas en la vida, tanto buenas como malas, la noche llega a su fin, dando paso a un nuevo amanecer.

via GIPHY

   Nos encontramos en la enfermería. Rick arrodillado al lado de su hijo herido. Las calles llenas de cadáveres de no-muertos, el sol asomando en el horizonte. "Me equivoqué, pensé que no aprenderían pero me equivoqué", dice Rick conteniendo las lágrimas. "Vamos a reconstruir los muros. Quiero mostrarte el nuevo mundo, Carl. Quiero construir una nueva realidad. Por favor, Carl, por favor, dejarme enseñártelo", concluye Rick mientras aprieta la mano de Carl. Y es entonces, justo entonces, cuando Carl le devuelve el apretón.

via GIPHY

Para leer más