Los Susurradores y Negan ponen patas arriba The Walking Dead: "Todo el que siga vivo es una amenaza para nosotros"

Actualizado 11/02/2019 11:33:46 CET
The Walking Dead
AMC

MADRID, 11 Feb. (CulturaOcio) -

The Walking Dead por fin ha regresado con la segunda parte de su novena temporada. La serie de AMC arranca una nueva etapa sin Rick Grimes, con los supervivientes enfrentándose a la que promete ser su mayor amenaza hasta el momento: los Susurradores. El primer capítulo, titulado 'Adaptation', retoma la serie en el mismo punto que el anterior episodio, tras la muerte de uno de los protagonistas a manos de la nueva comunidad enemiga.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

El estreno de mitad de temporada comienza directamente después de la muerte de Jesus. El grupo huye con el cuerpo sin vida de su compañero y, como represalia, captura a uno de los Susurradores. Se trata de Lydia, la hija de Alpha, líder de los Susurradores.

Michonne y Daryl envían a Lydia a una celda para interrogarla. Daryl, Michonne y Tara quieren respuestas de su nueva prisionera, quien llora desconsoladamente sin revelar datos de su grupo. "¿Por qué has matado a nuestra gente?", pregunta Daryl. "Siempre vamos a mataros. Es simplemente lo que hace la gente ahora. Todo el que siga vivo es una amenaza. Lo es para nosotros", contesta la rehén.

Daryl está a punto de matarla pero opta por una táctica diferente y decide dejar a Henry, quien ha estado protestando contra el interrogatorio desde su celda, que hable con Lydia, mientras él escucha la conversación desde la ventana. Es entonces cuando la prisionera revela su verdadero nombre.

NEGAN... OTRA VEZ EN JUEGO

Mientras tanto, Negan ha conseguido escapar de su celda, aunque su periplo en solitario no parece fácil. El ex líder de los Salvadores pierde sus provisiones tras el ataque de un caminante, además de ser abordado por una manada de perros salvajes. Sin embargo, como en ocasiones anteriores, el villano sale ileso y consigue llegar a los restos del Santuario. "Hogar, dulce hogar", dice el personaje de Jeffrey Dean Morgan.

Eugene aprovecha un momento en privado con Rosita para revelar sus miedos tras la muerte de Jesus, y asegura que no quiere morir sin haberle confesado sus sentimientos. Antes de terminar su declaración de amor, Rosita sale corriendo y vomita. Preocupado por su salud, Siddiq va tras ella, y es entonces cuando confiesa su embarazo, fruto de su relación con Siddiq "antes de Gabriel".

Para leer más