Actualizado 10/02/2017 10:55 CET

Shailene Woodley deja la saga Divergente: no estará en la tv movie Ascendente

Divergente
LIONSGATE

MADRID, 10 Feb. (CulturaOcio) -

La saga literaria y cinematográfica de Divergente siempre compitió con la alargada sombra de los Juegos del Hambre, otra de las grandes franquicias sobre sociedades distópicas dirigidas a un público adolescente. Desafortunadamente para Shailene Woodley, la tercera entrega de Divergente fue un fracaso en taquilla... por lo que la cuarta parte se estrenará directamente en televisión. Un descenso del caché que la joven intérprete no tolera.

Después de que la tercera adaptación cinematográfica de la saga literaria de Verónica Roth recaudase menos de 100 millones de dólares que sus predecesoras, la respuesta de la productora Lionsgate fue poco convencional: la cuarta película, Ascendant, sería una tv movie y abriría la puerta para una serie de televisión ambientada en el universo de Divergente. La predecible reacción de  Woodley en Vanity Fair ha sido tajante: "No, no voy a estar en el telefilm".

Unas declaraciones que se unen al desencanto de otra de las estrellas de la franquicia, Miles Teller (Whiplash), tras revelar que el reparto no estaba informado de la incursión en televisión hasta momentos antes de ser anunciado en Variety: "Cuando todos firmamos para la primera, firmamos para X números de películas. Queríamos ver esa trama terminada. Ahora, se está moviendo a un formato diferente... ¿Quién sabe?".

A pesar de que muchas voces apunten a estar viviendo una nueva Edad de Oro de la televisión parece que la reacción de ambos, dos de los actores jóvenes de mayor proyección en la actualidad, es comprensible porque lo entienden como un paso atrás. A Shailene Woodley le irá bien en su carrera... la duda es si la saga Divergente compartirá su misma suerte.

LA SAGA DIVERGENTE

Basada en la popular saga literaria de Veronica Roth, Divergente centra su acción en un mundo distópico en el que la sociedad se encuentra estamentada en cinco clases (Verdad, Abnegación, Osadía, Cordialidad y Erudición).

Cada persona atraviesa una serie de pruebas para conocer a cuál de esas facciones pertenece... pero Beatrice Prior (Woodley) es distinta a todos ellos. De su decisión, dependerá el destino del orden social establecido y al mismo tiempo, del desenlace de la propia historia de su vida.