Actualizado 10/02/2017 15:32 CET

La serie de X-Men ficha a su primer mutante

Blair Redford
UNIVERSAL

MADRID, 10 Feb. (CulturaOcio) -

La primera serie de televisión de X-Men en formato acción real ya tiene a su primer mutante. Después de anunciar que Bryan Singer dirigirá el episodio piloto, la ficción de la cadena FOX no ha tardado en revelar al primero de sus metahumanos.

Así lo revela Entertainment Weekly, apuntando que el actor Blair Redford (Satisfaction) será el primer mutante de la serie de X-Men, que todavía no tiene título. Su personaje jugará un papel clave en la esperada ficción que ha sido descrito como el de "un fuerte líder nativo" de la red clandestina de mutantes que se protege entre sí de los humanos hostiles.

El fichaje de Redford por la serie de X-Men confirma las declaraciones del propio Singer, director del piloto y uno de los productores del show, que reveló la aparición de nuevos mutantes y viejos conocidos que conecten con el universo cinematográfico mutante. Unas palabras apoyadas por uno de los guionistas de la serie, que desveló a CNET: "La serie tendrá algunos personajes que emocionarán a los seguidores. No puedo concretar, pero habrá X-Men en ella".

Además, reveló que la historia será un punto de inflexión en la manera de aproximarse al universo mutante: "Las películas y los cómics empiezan normalmente con los X-Men y el mundo desde su perspectiva. Esta serie será la otra cara de la moneda, porque la acción no tendrá necesariamente lugar en ese mundo de mutantes que ya son X-Men".

LEGIÓN DEBUTA EN TELEVISIÓN

La otra incursión del universo X-Men en televisión siguiendo el formato de acción real, Legión, se estrenó esta semana entre buenas críticas como un logrado puzzle psicológico. El spin-off consta de 8 episodios y a Dan Stevens, el atormentado hijo del profesor Xavier, le acompañan en el reparto Katie Aselton, Jeremie Harris, Bill Irwin, Rachel Keller, Amber Midthunder, Jean Smart y Aubrey Plaza.

Una de las teorías afirma que el villano principal será Mojo, un dictador alienígena que gobierna en un planeta obsesionado con la televisión, lo que permitiría introducir los debates sobre cómo la pequeña pantalla cambia nuestra identidad y crea imágenes que no son realidad.

Para leer más