¿El Reloj del Milenio de Lady Trieu en Watchmen es una máquina del tiempo?

Actualizado 03/12/2019 18:40:40 CET
Lady Trieu en Watchmen
Lady Trieu en Watchmen - HBO

   MADRID, 3 Dic. (CulturaOcio) -

   Lady Trieu ha sido un enigma desde su presentación en Watchmen. Poco a poco, la serie ha ido dando más vistas sobre el pasado de esta excéntrica millonaria convertida en una gurú de las nuevas tecnologías e imagen de éxito y prosperidad que compró las compañías de Adrian Veidt poco antes de su desaparición.

   Su colosal Reloj del Milenio, en cuya construcción no ha reparado en gastos, es uno de los grandes enigmas de Watchmen y, a tenor de sus palabras en el séptimo capítulo de la serie, hay teorías que apuntan a que su verdadero plan es construir una máquina del tiempo. Pero... ¿con qué fines?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   El Reloj del Milenio ha sido una de las muchas tramas de fondo de la serie. Se han incluido detalles sobre la construcción del reloj, desde su ubicación hasta los gigantescos costes de producción y, el séptimo capítulo 'An Almost Religious Awe' se vivió incluso su presentación al mundo con un inspirador discurso de su creadora. Un mensaje que podría ocultar las claves de sus verdaderas y más aviesas intenciones.

   Y es que, la función del colosal artefacto no está nada clara. Bian (la hija pero que en realidad es la madre de Lady Trieu a la que da vida Jolie Hoang-Rappaport) bromeó diciendo que está destinado a marcar la hora. Pero claramente algo tan costoso está pensado para algo más grande.

   Lady Trieu señala que tiene un gran plan para salvar a la humanidad y liberarla de todo su sufrimiento. Esa, recordemos, era a grandes rasgos la coartada que esgrimió ante sus compañeros vigilantes Ozymandias para matar a millones de personas en Nueva York simulando un ataque extraterrestre.

   Si bien la magnate vietnamita no divulga lo que implica su plan, sí que parece estar directamente relacionado con el reloj en el que ha invertido tanto esfuerzo y recursos. La respuesta puede estar en ese discurso que pronuncia en el último episodio.

   Al enumerar sus múltiples logros, Lady Trieu enfatiza su fracaso con las píldoras Nostalgia, que fueron diseñadas para ayudar a las personas a aprender del pasado y crecer hacia un futuro mejor. En este punto Trieu explica que la gente usó esas píldoras -que son las que toma Angela Abar para revivir en primera persona los recuerdos de su abuelo y descubrir así su origen como Justicia Encapuchada- no para mejorar, sino para regodearse en sus errores.

   Debido a que pone un gran énfasis en los fracasos del pasado, podría ser que Trieu desee volver atrás en el tiempo y así cambiarlo. Es por eso que la teoría que más se extiende ahora entre los seguidores de Watchmen apunta a que el Reloj del Milenio, construido en el lugar donde cayó un misterioso objeto del cielo, podría ser en realidad una máquina del tiempo.

   Esta teoría se ve apuntalada por los propios actos de Trieu, que se ha demostrado ya como alguien que no acepta de buen grado su destino y aquello de que "lo hecho... hecho está". No en vano a clonado a su madre, a la que educa como su hija mientras va introduciendo en su mente -y sin su conocimiento- sus recuerdos de vejez. Darle una segunda vida cueste lo que cueste. Ese es su objetivo. Para Trieu es evidente que el fin justifica los medios.

   Ella es también la que ha creado una falsa red de cabinas -recordemos que en el mundo de Watchmen no hay ni móviles ni internet- repartidas por todo el mundo en las que la gente entra a confesar al Doctor Manhattan sus problemas y deseos reclamando su intervención (casi)divina para solucionar los males del mundo.

   Algo que ella pretende hacer con su Reloj del Milenio. ¿Una máquina del tiempo para volver atrás y hacerlo mejor? ¿O es en realidad un artefacto capaz de borrar todos los recuerdos de la humanidad para que esta encare, con mirada limpia y los ánimos intactos, el futuro? Solo Lindelof tiene la respuesta... y no sería la primera vez que se la queda solo para él.

Contador