Outlander: La devastadora decisión de Claire que traerá problemas a los Fraser en la 4ª temporada

Outlander
SONY PICTURES TELEVISION
Actualizado 12/11/2018 13:04:48 CET

MADRID, 12 Nov. (CulturaOcio) -

Outlander ha llevado a los Fraser a un mundo completamente nuevo en su cuarta temporada donde, además de enfrentarse al temible pirata Stephen Bonnet, tendrán que lidiar con el gran problema de la época en tierras norteamericanas: la esclavitud. La pareja es recibida por la tía de Jamie en su plantación de Carolina del Norte, con más de cien esclavos, una injusticia que ha llevado a Claire a tomar una difícil decisión.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Dado que Claire es una mujer originaria del siglo XX y sabe lo que se siente al ser explotada por una clase dirigente opresiva, ni ella ni Jamie están contentos con la situación de los esclavos. Además de la situación, Claire se ve obligada a tomar una decisión devastadora, que le hace debatirse entre su sensibilidad moderna y la actitud general hacia la esclavitud en la América colonial.

Al encontrarse con una esclava, Claire le pide que le llame por su nombre en lugar de 'Señora', algo que escandaliza a los allí presentes. La tía de Jamie percibe que Claire está en contra de la esclavitud, e insiste hasta que Claire expresa lo que siente.

Su declaración sorprende a Jocasta, quien le pregunta a Claire si es abolicionista. Jocasta celebra una fiesta en la que anuncia que Jamie es el heredero de River Run. Claire le deja claro a Jamie que no puede poseer esclavos, por lo que Jamie sugiere que los liberen.

Jamie descubre que no es tan simple como declararlos libres y pagarles un salario justo. Un propietario tenía que probar mediante una petición que un esclavo había hecho algo valioso, como salvar su vida, además de pagar una generosa tarifa.

Al aserradero llegan noticias de que un esclavo de River Run ha cortado la oreja a un hombre blanco. Jamie y Claire corrieron al lugar y ven al hombre blanco y sus amigos levantando a un esclavo llamado Rufus con un gancho incrustado en su abdomen.

Horrorizado, Jamie saca un par de pistolas y exige a los hombres dejen a Rufus, y Claire decide que es más urgente llevar a Rufus a River Run para recibir tratamiento, en lugar de llevar al hombre sin oreja. Los dueños de las plantaciones locales y otros hombres blancos no aceptan la decisión de los Fraser.

Claire hace todo lo posible para salvar a Rufus, pero un grupo de hombres blancos de la zona se dirigen furiosos a River Run, pidiendo la cabeza del esclavo. Jamie tiene hasta medianoche para entregarlo, momento en el que, al parecer, Rufus sería horriblemente torturado. Jamie revela que los esclavos que trabajaban con Rufus serían castigados por lo que había hecho si le ayudaban a huir. Claire entonces toma una dura decisión, y le prepara al esclavo un té envenenado. Cuando Rufus muere, Jamie entrega el cuerpo a la muchedumbre, que lincha el cadáver.

Contador