Actualizado 05/07/2017 8:07:25 +00:00 CET

Juego de Tronos: Una teoría fan resucita al personaje más querido de la serie

Juego de tronos: La familia Stark
HBO

MADRID, 5 Jul. (CulturaOcio) -

A lo largo y ancho de los 60 capítulos que componen sus seis temporadas estrenadas hasta la fecha, Juego de Tronos se ha mostrado -en consonancia con la afilada pluma de George R.R. Martin- implacable acabando con la vida de muchos de los personajes no solo más protagonistas de la trama... sino también más queridos por el público. No es de extrañar, por tanto, que los seguidores con más imaginación de los azares de Poniente busquen cualquier resquicio para poder justificar, al menos con algo de fundamento, la posibilidad de que alguno de sus héroes siga vivo.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

El protagonista de la última y -hay que reconocerlo- descabellada teoría fan no es otro que la primera gran pérdida que partió en dos el corazón de los espectadores (y años antes de los lectores) de Juego de Tronos. Efectivamente y sí, se trata de Eddard Stark, recio e incorruptible Señor de Invernalia y que llegó incluso a ser Mano del Rey Robert Baratheon.

Precisamente fue durante su estancia en Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos, donde todo empezó a torcerse para el lobo. Fue en el Gran Septo de Baelor donde, tras confesar una falsa traición persuadido por Varys, es decapitado con su propio mandoble de acero valyrio, Hielo, por Ser Ilyn Payne ante los ojos de sus propias hijas Sansa y Arya Stark.

Una muerte dolorosa e inesperada con que Martin daba una lección a todos sus lectores: Valar Morghulis, es decir, que todos los hombres deben morir y, en lo que al Juego de Tronos respecta, que cualquiera de los personajes -no importa ni lo importante ni lo querido que sea- puede pasar a la historia.

Pero... para qué están las teorías fan sino para albergar esperanzas imposibles. La nueva, publicada por el canal de Youtube Fire And Blood, asegura que no fue Ned Stark a quien ejecutó Ilyn Payne en el noveno capítulo de la primera temporada de la serie. Su lugar lo ocupó el hombre sin rostro conocido como Jaqen H'ghar, que contratado por Varys consiguió que el lobo viviera, tal y como le prometió el eunuco al Señor de Invernalia en su conversación en los calabozos de la Fortaleza Roja.

NED NO DEBÍA MORIR ESE DÍA

Según la teoría, Jaqen construyó una cara que parecía muy similar a la de Ned usando las caras de otros que ya habían muerto. Los libros de Canción de Hielo y fuego apoyan el hecho de que Ned parecía algo diferente cuando fue arrastrado para ser juzgado por traición. Además, se supone que Jaqen no moriría ese día, ya que fue el joven Joffrey quien, emborrachado de su sadismo, se saltó el guión y ordenó la muerte de Stark, cuya pena pactada tras confesión era ingresar en la Guardia de la Noche.

La teoría, que cuenta con evidentes lagunas, va más allá y asegura que fue ni más ni menos que Syrio Forel quien intervino para ayudar a Ned a escapar de la Fortaleza roja. Se da por hecho, así, que Syrio logró derrotar a Ser Meryn Trant a pesar de que su espada de madera fue destruida. Además, ojo al dato, el maestro espadachín tomaría entonces el rostro de Jaqen H'ghar -de la que el hombre sin rostro se deshizo para que Jaqen pudiera hacerse pasar por Ned- para liberar a Ned y luego, en última instancia, ayudar a Arya en Essos. Syrio siempre ha sido, en última instancia, el hombre que ha actuado de ayuda y maestro de la joven lobo.

Una teoría que tira mucho de imaginación, sí, pero que tiene no pocos agujeros. Quizá el más notable es saber qué ha sido con Ned Stark durante todo este tiempo ya que, un hombre como él, no seguiría impasible las noticias de la masacre de su familia y su feudo en capítulos como La Boda Roja.