Juego de tronos: Así fue como Tormund logró su genial apodo de Matagigantes

Publicado 23/04/2019 19:23:19CET
HBO

MADRID, 23 Abr. (CulturaOcio) -

El segundo episodio de la última temporada de Juego de tronos ha servido como anticipo de la inminente batalla contra los Caminantes Blancos. Las cosas se ponen muy serias en Invernalia, pero por suerte, también queda un una última noche para regalar a los pequeños placeres que pueden desaparecer con la muerte: el amor, el buen vino, el sexo, la charla... y las viejas batallitas.

(( AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS ))

Varios de los momentos más divertidos del episodio 8x02 estuvo sin duda protagonizado por el salvaje Tormund. Durante la última noche antes e la Gran Batalla de Invernalia, varios personajes se reúnen en torno al fuego para beber amistosamente e intercambiar anecdotas del pasado. Entre ellos se encuentran Jaime Lannister, Brienne de Tarth, Tyrion Lannister, Ser Davos Seaworth, Podrick Payne y un celoso Tormund, siempre dispuesto a competir con el Matarreyes.

Es en ésta secuencia cuando Tormund relata, para impresionar a Brienne, la historia de cómo recibió su apodo de Matagigantes. Y aunque la versión de la serie difiere un poco de la de los libros, es un brillante giro que ha conseguido que los fans se encariñen aún más si cabe con el salvaje pelirrojo de la gran barba.

En los libros, se explica que Tormund se vio atrapado en mitad de una tormenta, y buscó calor en una giganta que dormía. Para no morir congelado, abrió el vientre de la giganta y se escondió dentro. Más tarde, relata, ésta le confundió con su hijo, presumiblemente a causa de la herida que dejó en su vientre.

"Me mantuvo lo suficientemente cálida, ella lo hizo, pero el hedor casi puede conmigo. Lo peor fue que se despertó cuando llegó la primavera y me tomó por su bebé. Me amamantó durante tres lunas completas antes de que pudiera escapar. ¡Har! Sin embargo, hay veces que extraño el sabor de la leche de gigante...", relatan las novelas de George R.R. Martin.

Pero la serie ha ido un paso más allá, al explicar que Tormund en realidad "mató a un gigante con 10 años", para luego encaramarse a la cama de su mujer, que le confundió con su bebé y le estuvo amamantando durante tres meses. "Así es como me puse tan grande: leche de giganta", añade antes de dar un largo y grotesco trago a su cuerno.

En cuanto a qué historia es la correcta, eso queda a gusto de los fans. Quizás Tormund exageró la historia en la serie para impresionar a Brienne, o quizás sea del todo cierta. Sea como sea, en los libros, cuando Jon le dice que no podría llamarse Matagigantes si una giganta le cuidó y amamantó, el salvaje responde que "Matagigantes suena mejor que Bebégigante". Así que la veracidad de las historias de Tormund es cuando menos dudosa.

Para leer más