Publicado 03/05/2022 15:11

Las historias reales tras Heartstopper, la serie que arrasa en Netflix

Las historias reales tras Heartstopper, la serie que arrasa en Netflix
Las historias reales tras Heartstopper, la serie que arrasa en Netflix - NETFLIX

   MADRID, 3 May. (CulturaOcio) -

   El 22 de abril Netflix estrenó Heartstopper, serie creada por Alice Oseman y basada en una saga literaria propia. La ficción de temática LGBTQ+ gira en torno a la relación entre dos adolescentes y está inspirada parcialmente en hechos reales.

   La serie se basa en la novela gráfica homónima de Alice Oseman, publicada en cuatro volúmenes. Oseman se inspiró en su propia vida como estudiante en una escuela primaria para niñas en una ciudad inglesa conservadora para concebir la premisa de la novela. Las vidas y experiencias de las personas que conoció en el colegio cimentaron la historia. Charlie y Nick aparecieron por primera vez en la novela Solitaire como personajes secundarios, pero la autora amplió su historia dando pie a un webcomic homónimo.

   Como asexual arromántica, la propia vida de Oseman y los desafíos a los que se enfrenta la comunidad LGBTQIA+ tienen una gran influencia en Heartstopper. Las experiencias de la vida real de la autora, que se reflejan en la novela y la serie, hacen que la historia de Charlie y Nick sea auténtica y reconocible. "Creo que las cosas han mejorado desde que comencé a escribir Heartstopper, y sin duda han mejorado desde que iba al colegio. Sin embargo, todavía hay mucha homofobia, transfobia y acoso, así que estoy segura de que algunas personas se identificarán con Heartstopper", declaró a Buzzfeed. Heartstopper aborda varias preocupaciones de la comunidad LGBTQIA+, especialmente en las instituciones educativas. Las experiencias de Charlie y Elle en la ficción no difieren de la realidad, y los retos que afronta Nick al cuestionar y explorar su sexualidad también reflejan la homofobia presente en la sociedad.

   Mientras adaptaba la novela a una serie, Oseman amplió las tramas de numerosos personajes. "Una de las grandes cosas que hicimos, que es diferente a los cómics, fue ampliar las historias de los personajes secundarios, en particular, Tao, Elle, Tara y Darcy. Tienen mucho más que hacer", explicó a Buzzfeed. Además, la creadora excluyó a Aled y Oliver, dos personajes presentes en la novela, de la serie. Oseman también creó dos personajes, Isaac e Imogen, exclusivamente para la pequeña pantalla.

Contador

Para leer más