Publicado 02/04/2021 14:31CET

Falcon y Soldado de Invierno revela el destino de Sharon Carter tras Civil War

Sharon Carter en Falcon y el Soldado de Invierno
Sharon Carter en Falcon y el Soldado de Invierno - MARVEL STUDIOS

   MADRID, 2 Abr. (CulturaOcio) -

   En su cruzada para intentar descubrir de dónde proviene el nuevo suero del súper soldado, Falcon y el Soldado de Invierno han recurrido a un viejo conocido, el Barón Zemo. Pero el villano no es el único personaje de Capitán América: Civil War que está de vuelta en el Universo Marvel, ya que el tercer capítulo contó también el regreso de Sharon Carter.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   La última vez que el personaje de Emily VanCamp apareció fue en Civil War y a ella se hizo referencia en el capítulo 2 de la serie cuando Sam le recuerda a Bucky lo que ocurrió la última vez que robaron el escudo. "Sharon fue declarada enemigo del Estado y Steve y yo estuvimos huyendo durante dos años", dice Falcon. Y en estas sigue Carter cuando Sam y Bucky, acompñados por su improbable aliado Zemo, viajan a hasta la ciudad proscrita de Madripoor, lugar de maleantes y criminales.

   Al convertirse en fugitiva tras Civil War, Sharon se escondió allí haciendo desaparecer su rastro. Ella ahora vive y trabaja en Madripoor, donde se dedica al contrabando de obras de arte, y parece que no tiene ningún interés aparente en regresar a Estados Unidos... o al menos no hasta que tenga el indulto.

   Así que, tras salvar a los tres 'investigadores' en una situación límite con los maleantes de la ciudad y hacer un trato con Falcon, decide ayudar a Zemo, Sam y Bucky para dar con el científico Wilfred Nagel que trabajó para Hydra, luego para el Gobierno de los Estados Unidos y ahora para el misterioso Agente de Poder sintetizando un nuevo suero del súper soldado.

   Al final del episodio, Sam, Bucky y Zemo abandonan Madripoor para continuar su búsqueda de los Sin Bandera y del suero del súper soldado. Mientras tanto, Sharon se queda en Madripoor, aunque ella y sus misteriosos aliados están de acuerdo en que ambos tienen ahora "en realidad dos problemas".