Así fue el final de Legión: ¿Recuperó David su mente?

Publicado 13/08/2019 12:32:58CET
Imagen de la serie Legion
Imagen de la serie LegionFX

   MADRID, 13 Ago. (CulturaOcio) -

   Después de tres temporadas, Legión ha finalizado dando a David y sus amigos una última oportunidad para derrotar al Rey de las Sombras. El último episodio se ha centrado también en la batalla más importante para David: la lucha por recuperar su mente.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Después de un breve repaso a la problemática adolescencia de David, el protagonista y su padre, Charles Xavier, están en el pasado, donde descubren que no hay uno sino dos Farouks: el pasado, que estaba atrapando a Charles, y el moderno, que se encarga de David. David golpea al viejo Farouk con un mazo, mientras que Charles dispara al nuevo Farouk, y aparecen en otra dimensión alternativa. Pero Farouk simplemente tira bala y cuando Charles saca un cuchillo para luchar, el villano se burla de su falta de imaginación.

   El viejo Farouk también es demasiado poderoso, y David está atrapado en una camisa de fuerza mientras el villano se burla de él. "Soy una buena persona", insiste David. "Merezco amor". "No, no lo mereces", responde Farouk. David reúne la fuerza para finalmente quitarse la camisa y acabar con Farouk. Pero su padre y el nuevo Farouk parecen haber arreglado sus diferencias. "Quiero al niño, Charles. Lo considero mi hijo", le dice Farouk, y le hace una propuesta.

   Justo cuando David está a punto de acabar con la vida del viejo Faruk, Charles y el nuevo Faruk lo detienen. Charles le dice a su hijo que ha hecho un trato con Farouk para respetar la existencia del otro. Se disculpa por no haber estado junto a él antes y se funden en un abrazo. El nuevo Farouk se acerca a su vieja versión, le pone unas gafas y le muestra visiones de toda la vida de David que le llenan las lágrimas.

   Después de estar físicamente muerto durante 30 años, Farouk ha vivido entrelazado con David, experimentando relaciones positivas con otros a través de él, lo que le ha convertido en una mejor persona. Cuando el Farouk del pasado acepta hacerse a un lado, ha evitado que el David del pasado se convierta en un asesino, pero es el Farouk del presente quien hizo que eso sucediera, y esa evolución resulta directamente del David del presente.

   Xavier y Gabrielle también aprenden algo valioso de sus experiencias traumáticas. Con una comprensión renovada de la importancia de su amor y por su hijo, ahora la pareja tiene la oportunidad de enfrentarse al resto de los demonios de David desde pequeño. Se puede suponer que, a pesar del pacto, todavía es un mutante y seguirá sufriendo problemas de salud mental, pero ahora los enfrentará con el apoyo de sus padres.

   David y Syd también comparten una última escena, en la que ambos observan a David de bebé. El protagonista agradece a Syd su ayuda, y ambos se despiden para empezar una nueva vida separados.