Publicado 21/09/2021 10:54CET

El agujero de guion en The Walking Dead que creó el reencuentro de Daryl y Leah

El agujero de guion en The Walking Dead que creó el reencuentro de Daryl y Leah
El agujero de guion en The Walking Dead que creó el reencuentro de Daryl y Leah - AMC

   MADRID, 21 Sep. (CulturaOcio) -

   Daryl y Leah se han reencontrado en la temporada 11 de The Walking Dead. Perro, la mascota de Leah, se convierte en el acompañante de Daryl cuando ella desaparece sin dejar rastro. Posteriormente se vuelven a ver y se descubre que Leah forma parte de los Segadores, dejando algunas incógnitas en el aire.

   Cuando Leah desaparece, Daryl encuentra signos de lucha en su cabaña. Todo apunta a que los Segadores han vuelto para llevársela a la fuerza. Sin embargo, Leah se refiere a ellos como su "familia" que nunca dejó de buscarla. Si los Segadores son su familia, ¿por qué habría estallado una pelea en su cabaña? ¿Por qué Leah no se llevaría a Perro, especialmente cuando se lo reclama a Daryl cuando se reúnen?

   Todo apunta a que Leah podría haber confundido a su grupo con unos asaltantes, peleando con ellos antes de darse cuenta de que querían ayudarla. Los Segadores también podrían haber saqueado la casa de Leah como una forma de eliminar su rastro, lo cual es muy común entre los exmercenarios.

   Más difícil de explicar es por qué Leah no se llevó a Perro con ella. Si Leah simplemente estaba regresando a casa con las personas en las que más confiaba, no había ninguna razón por la que no se llevaría a su mascota. Tal vez Leah pensó que el animal estaría mejor con Daryl, pero si existía la preocupación de que los Segadores no aceptaran mascotas, ¿por qué llevaría a Perro con ellos ahora?

   Hay dos posibles explicaciones para este agujero de guion. Si bien el personaje desde el principio fue ideado como un miembro de los Segadores, tal vez The Walking Dead inicialmente planeó que Leah fuera secuestrada por su antiguo grupo, pero cambió de dirección en el guion de la temporada 11, convirtiéndola en una Segadora más fiel de lo inicialmente planeado.

   Por otro lado, dejar a Perro atrás podría indicar la desconfianza oculta de Leah hacia Pope y el resto del grupo. Leah claramente no está de acuerdo con todas las decisiones del líder y, aunque parece completamente adoctrinada, el personaje podría haber sido forzado a irse con los Segadores cuando fueron a buscarla a su cabaña.