El agente Cooper analiza el desconcertante final de Twin Peaks: "Todavía lo estoy procesando"

Actualizado 05/09/2017 11:18:23 CET
Twin Peaks
SHOWTIME

MADRID, 5 Sep. (CulturaOcio) -

El regreso de Twin Peaks ha culminado con un doble episodio que puso punto y final a la obra maestra televisiva de David Lynch. Y lo hizo con un desenlace que, de nuevo, vuelve a dejar más preguntas que respuestas a unos espectadores que siguen intentando entender el arte en lugar de dejarse mecer por una experiencia tan absorbente. Pero... ¿Qué opina el mismísimo agente especial del FBI, Dale Cooper, sobre la impactante conclusión de la serie?

El magistral final del regreso de Twin Peaks todavía sigue coleando y poco han tardado en surgir más y más preguntas sobre la serie creada por Mark Frost y David Lynch. Y esto es todo lo que tiene que decir Kyle MacLachlan, el agente especial del FBI Dale Cooper, en Deadline:

"Creo que deja la sensación de algo sin terminar y conociendo al personaje de Cooper, no es alguien que va a dejar que ocurra eso. Él intenta corregir todavía algo que está mal y seguirá así el tiempo que sea necesario", afirma en referencia a su particular obsesión con el misterioso caso de Laura Palmer, la joven a la que intentan atraer el bien y el mal hacia sí, respectivamente.

Y aunque a más de uno le gustaría una cuarta temporada de Twin Peaks, el veterano intérprete confiesa que no han hablado para volver. "Sé que no hay conversaciones para hacer más Twin Peaks", afirma el actor después de reconocer que "todavía está procesando" el último par de episodios y más concretamente el final.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

El final al que se refiere MacLachlan y que los espectadores todavía diseccionan tiene lugar cuando todos los personajes clave de Twin Peaks se reúnen en la comisaría del pequeño pueblecito. Allí Lucy acaba matando a Evil Cooper (Mr. C) de un disparo y el joven ataviado con el guante de fregar 'hulkiano' acaba a su vez con Bob.

Es entonces cuando Cooper decide entrar a la Logia donde se reúne con Phillip Jeffries, o lo que queda de él, y con su ayuda viaja al pasado, hasta la noche en la que Laura Palmer fue asesinada para interntar salvar a la joven de su terrible muerte. Y aunque el cadáver de Laura desaparece de la orilla del río en el que sería encontrado la mañana siguiente por el bueno de Pete Martell, el agente Cooper la acaba perdiendo mientras cruzan el bosque.

Pero Cooper no cesa en su empeño y, guiado por las pistas que le dio el Gigante (a.k.a. el Bombero) decide viajar junto a Diane a una especie de realidad alternativa generada después de que al evitar la muerte de Laura Dale altere el pasado (o de misma realidad, pero en otra época) donde, tras ser abandonado por Diane que se despide con una nota que hace referencia a Richard y Linda, nombres que también mencionó en sus pistas el Gigante, hasta una ya mayorcita Laura Palmer (que se hace llamar Carrie Page) y llevarla a su casa, en Twin Peaks, cerrando así el círculo.

Pero cuando llegan allí, la casa de los Palmer pertenece a otros dueños, que la compraron a unos viejos conocidos de la serie, y Laura no parece recordar a nada ni a nadie... hasta que alguien (Leland o Sarah, en este punto hay opiniones para todos los gustos) le llama por su nombre y Laura grita aterrada. La electricidad acaba dejando a todo y a todos a oscuras... y la serie acaba con Cooper de nuevo en la Habitación Roja, con el ya legendario plano de Laura Palmer susurrándole unas enigmáticas palabras al oído.