Actualizado 07/09/2017 16:15 CET

Las 13 grandes preguntas que Twin Peaks dejó sin respuesta

Twin Peaks
SHOWTIME

MADRID, 6 Sep. (CulturaOcio- Israel Arias)

Después de 18 entregas, David Lynch y Mark Frost despacharon la resurrección de Twin Peaks tal y como era de esperar. Dejando en el aire muchas más preguntas que respuestas y obsequiando a los fans de su particular universo (o mejor dicho, universos) con una alucinante dosis doble que se cerró con la madre de todos los cliffhangers.

Desde el "¿En qué año estamos?" pronunciado por un Dale Cooper tan desconcertado que está a punto de darse de bruces contra el asfalto, hasta la remota posibilidad de una hipotética cuarta temporada, rescatamos un puñado de los muchos interrogantes que las últimas entregas de Twin Peaks dejó en el aire.

Posiblememente, y a tenor de la avalancha de ideas y sensaciones que ha logrado despertar la resurrección del mito catódico de los noventa, sus respuestas sean lo menos importante. Lo primordial ha sido no solo ver, sino vivir, sentir y celebrar Twin Peaks

"¿EN QUÉ AÑO ESTAMOS?"

Y es que del "¿Cómo está Annie?" que pronunciaba sin cesar el ensangrentado Cooper poseído por Bob con el que Lynch cerró hace ya más de un cuarto de siglo la segunda temporada, ahora pasamos a otra pregunta que también se hace el personaje encarnado por Kyle MacLachlan. Lo hace frente a la que fuera casa de los Palmer después de intentar sin éxito que una ya ajada Laura se reuniera con su madre.

La primera servía solo para dar una idea de la desquiciada maldad del nuevo Cooper y aventurar algunos de sus planes, pero el interrogante de la secuencia final de la tercera temporada de Twin Peaks se antoja como la gran clave para encajar las piezas del puzzle que Frost y Lynch han ido desperdigando durante no ya solo estos últimos 18 capítulos, sino durante los 30 episodios anteriores -a los que hay que sumar la imprescindible película Fuego Camina Conmigo- que conforman ese hipnótico microcosmos llamado Twin Peaks.

¿QUIÉN LLAMA A LAURA DESDE LA CASA?

En esa secuencia final, después de que Cooper interrogue totalmente descompuesto a su compañera sobre su ubicación temporal, Carrie Page -la mujer idéntica a Laura Palmer que hasta entonces no recordaba nada ni a nadie de Twin Peaks- estalla en un alarido de terror -el MISMO alarido de terror- tras escuchar como alguien grita el nombre de Laura desde la casa. Todo indica que se trata de Leland Palmer o de su madre Sarah, aunque también hay que dice que es Bob reclamando su presa....

¿QUÉ LE SUSURRA LAURA A COOPER AL OÍDO?

Tras el grito... ELECTRICIDAD y todo en negro para devolvermos a la Habitación Roja donde, mientras arrancan los títulos de crédito, la imagen de Laura susurrándole algo al oído a Cooper genera un inevitable sentimiento de frustración que suele acompañan a las por otro lado impagables experiencias lynchianas. Una imagen, además, recurrente ya en Twin Peaks que vimos al inicio de esta temporada y también al final de la anterior. Un secreto que, muy probablemente, Lynch y Frost se llevarán a la tumba.

¿QUÉ COOPER ES ESTE?

Saliendo ya del, magistral para unos fraudulento para otros, clifhanger final, otra de las grandes preguntas es si el Cooper que encuentra Carrie (la mujer igual que Laura pero que dice no ser ella), el Cooper que sale del motel tras esa perturbadora noche de pasión con Diane, es Dale u otra persona. Ciertamente no se trata de un hombre con el optimismo entusiasta propio de Cooper, pero tampoco tiene las formas frías y despiadadas de su malvado doppelganger. ¿Se trata de una fusión de los dos? Un punto intermedio, ni tan bonachón y perfecto como Cooper, ni tan malvado como Mr.C, que refleja más fielmente la realidad de nuestro mundo. ¿O es nuestro Cooper, que ha perdido su brío cansado ya de intentar salvar a Laura una y otra vez?

¿CUÁNTAS DIANE HAY?

Y si nos preguntamos por el Cooper que surgió después de aquella noche de sexo en el motel... también hemos de hacer lo propio con Diane. Máxime cuando desde el coche, mientras Dale va a la recepción del establecimiento a por la llave de la habitación, el personaje de Laura Dern observa a una mujer idéntica a ella a tan solo unos metros. Dos Diane a las que hay que sumar, al menos, la 'tulpa' que murió acribillada en el episodio 16.

¿QUIÉNES SON RICHARD Y LINDA?

Tras su noche 'romántica' en el motel, el despertar del personaje de MacLachlan es -otra vez- de lo más extraño. Se encuentra solo en la habitación y al lado de la cama hay una nota remitida por una tal Linda hacia un tal Richard. En el escueto mensaje ella, que suponemos que es Diane, le dice que lo suyo ha terminado, que no le reconoce y que no intente buscarla. Dos nombres, Richard y Linda, que el Gigante (a.k.a. el Bombero) ya mencionó a Cooper al inicio de esta temporada: "Recuerda. 430. Richard y Linda. Dos pájaros de un tiro".

¿"DOS PÁJAROS DE UN TIRO"?

Una frase que nos lleva hasta una de preguntas clave: ¿Cuál es el plan de Cooper? ¿A qué se referían él y el Gigante cuando hablaban de matar dos pájaros de un tiro? ¿A salvar a Laura en el pasado de Twin Peaks y también en ese futuro o dimensión alternativa? ¿Tuvo Cooper alguna vez un plan más allá de atiborrarse de café y tarta de cereza? 

¿A QUIÉN HA MATADO CARRIE?

Y hablando de tiros... ¿De quién es el cadáver que Carrie tiene pudriéndose en el sofá de su sala de estar? La existencia de este cuerpo en el interior de ese cuchitril de Odessa no es más sorprendente que el hecho de que Cooper (o Richard) no pregunte por él a Carrie (o Laura) en ningún momento de su laaaaargo viaje en coche.

¿CONSIGUIÓ COOPER SALVAR LA VIDA DE LAURA PALMER?

Después de que todos los personajes clave de Twin Peaks se reúnan en la comisaría del pueblo donde Lucy -sí, tenía que ser ella- acaba con Evil Cooper de un disparo y el joven ataviado con el guante 'hulkiano' mata de un puñetazo a Bob, Cooper decide entrar a la Logia donde se reúne con Phillip Jeffries, o lo que queda de él. Con su ayuda viaja al pasado, hasta la noche en la que Laura Palmer fue asesinada para intentar salvarla.

Y aunque Cooper da con Laura y el cadáver de la joven desaparece de la orilla del río en el que sería encontrado la mañana siguiente por el bueno de Pete Martell, el agente Cooper la acaba perdiendo mientras cruzan el bosque. Luego, en ese futuro alternativo -o incluso pasado alternativo- nos encontramos con Carrie, una mujer como Laura... pero que no es Laura y con una casa de los Palmer... en la que parece que nunca han vivido los Palmer ¿Está Laura todavía viva en algún otro mundo o simplemente la venganza de Judy es que haya dejado de existir por completo? ¿Existe solo en la mente de Cooper? ¿Es él "el soñador que sueña y luego vive dentro de su sueño"? ¿Lo es Laura? ¿Qué desayunan Frost y Lynch? ¿Lo venderán en el super?

En todo caso, el final, con la llamada a Laura desde la casa, el aterrador grito de Carrie -idéntico al de Laura en la Logia- y ese último plano de ella de nuevo en la Habitación Roja susurrando algo al agente Cooper ofrecen sensaciones -que son casi lo único que con certeza ofrece Lynch- más propias de un bucle perpetuo que de un desenlace exitoso.

¿DÓNDE ESTÁ AUDREY?

Más allá de Laura, sus copias y sus alaridos, la gran olvidada de la doble entrega final de Twin Peaks fue Audrey Horne. El personaje de Sherilyn Fenn cuenta en este regreso con una de las subtramas más desconcertantes -que ya es decir mucho- que ofreció un giro inesperado con aquella imagen de Audrey en una habitación blanca gritando desorientada frente al espejo después de pedir a su marido que la sacase de allí. Nada más se supo. ¿Está en una logia? ¿Atrapada entre dos mundos? ¿En coma? ¿Ingresada en un psiquiátrico? ¿En el dentista?

¿QUIÉN ES BILLY?

Afrontamos una cuestión en principio menor, pero que está directamente relacionada con la desquiciada trama de Audrey, que se pregunta una y otra vez dónde se ha metido Billy. Esa inquietud es la que lleva a arrastrar a su esposo hasta The Roadhouse donde despliega sus encantos de antaño realizando de nuevo el baile de Audrey. Hay diversas pistas a lo largo de la serie, extraídas sobre todo de conversaciones entre diferentes parroquianos del casi siempre atestado bar, que apuntan a que Billy es el borracho con la cara hecha trizas encerrado en los calabozos de la comisaría. ¿Es el mismo Billy del que se enamoró al final de la segunda temporada?

¿QUÉ LE OCURRIÓ A SARAH PALMER?

Uno de los momentos más inquietantes de estos nuevos 18 capítulos fue el protagonizado por Sarah Palmer al final de la 14ª entrega, cuando, en respuesta al acoso verbal de uno de los borrachos del bar, descubrió su verdadero rostro. El interior de la amargada mujer que sobrevive a base de cigarrillos y litros de 'bloody mary' alberga una oscuridad y una maldad absolutas y letales.

Un terrible pasaje que muchos conectaron con lo ocurrido al final del episodio 8, posiblemente la más aplaudida de todas las entregas de esta nueva tanda, apuntando que Sarah puede ser aquella adolescente en la que se introduce esa repulsiva, infame y reptante criatura surgida de esa brecha abierta por el mal atómico detonado por el propio hombre. Una perversa y durmiente catársis que Lynch mostró en su capítulo visualmente más potente.

¿ES ESTE EL FINAL?

Parece que esta es la pregunta que tiene una respuesta más clara. Sí. No hay negociaciones para una cuarta temporada ni para una continuación en forma de capítulo especial o película. "Sé que no hay conversaciones para hacer más Twin Peaks", afirmó tras la emisión del final Kyle MacLachlan. "Siempre fue pensado como una única temporada", señaló el presidente de Showtime y CEO David Nevins. El halo de esperanza para los fans lo aporta en este caso Gary Levine, responsable de programación de la cadena que aseguró que "la puerta siempre está abierta para David Lynch, pero no sé si él querrá hacer otra temporada", apuntó.