Phil Collins en 5 canciones

Actualizado 30/01/2015 10:57:56 CET
El músico Phil Collins
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 30 Ene. (CulturaOcio - David Gallardo) -

   Un 30 de enero como hoy, pero de 1951, llegaba al mundo en Hounslow (Middlesex, Inglaterra) un rechoncho niño registrado oficialmente como Philip David Charles Collins.

   De aquel seguramente gélido día se cumplen ahora 64 años, y tenemos al pequeño Philip oficialmente retirado de la música (aunque últimamente ha manifestado su deseo de regresar al ruedo), después de haber protagonizado algunos momentos ciertamente sobresalientes durante las décadas de los setenta, ochenta y noventa.

   El cambio de siglo y el inexorable paso de los años provocó cierta relajación en su éxito planetario, pero Phil Collins sigue siendo uno de los nombres fundamentales y distinguidos de la música popular de nuestro tiempo, ya sea en solitario o con su mastodóntica banda Genesis.

   Por eso en CulturaOcio queremos honrarle convenientemente repasando su larga trayectoria a través de únicamente cinco canciones. Un repóker difícil de superar, especialmente en aquellos maravillosos ochenta. Atiendan:

FOR ABSENT FRIENDS (1971)

   Philip mostró sensibilidad artística desde bien temprano, comenzando con trabajos como actor y modelo. La música llegó rápidamente y probó fortuna como baterista con Flaming Youth a finales de los sesenta, logrando cierta repercusión comercial. Pero como ocurre con tantas otras buenas bandas, la cosa quedo ahí.

   La década de los setenta arranca con Collins haciendo una audición en la casa de Peter Gabriel para ocupar el puesto de baterista en Genesis. Ya sabemos que pasó la prueba, y que ya desde su primer trabajo con el grupo ('Nursery Cryme', 1971), aparte de aporrear los tambores, tuvo su oportunidad como cantante (puesto que sería suyo apenas cuatro años después tras la marcha de Gabriel) en la delicada pieza 'For Absent Friends'.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

ANOTHER DAY IN PARADISE (1989)

   Una vez superada la marcha de Peter Gabriel, Collins se hizo con firmeza con las riendas de Genesis. Con la banda ya asentada entre la realeza del rock de estadio, el británico incluso se animó a desarrollar paralelamente una carrera como solista que en los años ochenta fue sencillamente espectacular en lo que a éxito de ventas se refiere.

   Fueron los años locos de 'You Can't Hurry Love', 'Against All Odds (Take a Look at me Now)', 'Easy Lover', 'Sussudio', 'Separate Lives', 'Two Hearts' o 'Another Day in Paradise'. Todos ellos clásicos del pop y todos ellos considerables éxitos a ambos lados del Atlántico. Y es que al menos seis de las mencionadas fueron número 1 en Estados Unidos.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

I CAN'T DANCE (1991)

   En 1991 llegó a las tiendas 'We Can't Dance', decimocuarto diso de Genesis y a la postre último con Phil Collins a los mandos. Las canciones que lo integran oscilan entre el rock progresivo de los inicios y composiciones de pop elegante para todos las masas, que llenaban a rebosar los conciertos en estadios de la banda de manera asombrosa. Esa fue siempre la mezcla victoriosa de Genesis y en esta ocasión no iba a ser diferente.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

YOU'LL BE IN MY HEART (1999)

   La canción principal de la película de Disney 'Tarzán' otorgó a Phil Collins su primer Oscar, despues de haber estado nominado anteriormente en dos ocasiones por 'Against All Odds' (para la cinta del mismo nombre en 1984) y 'Two Hearts' (en 1988 para 'Buster'). Todavía en 2003 tendría otra oportunidad, pero se quedó a las puertas con 'Look Trough My Eyes' (para la película 'Brother Bear').

   Esta relación con la Academia de Cine de Hollywood vuelve a mostrarnos una vez más a un Collins con incontestable poderío como compositor para el gran público, pues sus canciones siempre tuvieron ese algo capaz de enganchar a oyentes de todas las edades. 'You'll Be In My Heart' es pura emotividad:

Previa YoutubeCargando el vídeo....

GOING BACK (2010)

   Con un bajón considerable en su actividad por sus problemas cervicales y musculares, que practicamente le impiden tocar la batería, Collins tardó ocho años en publicar una continuación para su disco 'Testify' de 2002. Y cuando lo hizo, optó por versionar clásicos de la música negra no demasiado conocidos pero que siempre le gustaron.

   Este disco es 'Going Down', por ahora su último trabajo oficial, en el que a pesar de todo sigue manteniendo su innata elegancia para facturar píldoras pop de fácil digestión y sabroso disfrute. Mientras se decide a reflotar Genesis (como ya hiciera para una triunfal gira en 2007), podemos saborear piezas tan refinadas como este estiloso 'Going Back'.

Previa YoutubeCargando el vídeo....