Publicado 30/11/2021 17:22

Paul McCartney y Ringo Starr se negaron a censurar The Beatles: Get Back: "No quieren un blanqueo"

Disney intentó censurar The Beatles: Get Back pero Paul McCartney y Ringo Starr se negaron
Disney intentó censurar The Beatles: Get Back pero Paul McCartney y Ringo Starr se negaron - DISNEY

   MADRID, 30 Nov. (CulturaOcio) -

   Desde el 25 de noviembre está disponible en Disney+ The Beatles: Get Back, documental dirigido por Peter Jackson sobre el cuarteto de Liverpool. La producción, de tres episodios reúne imágenes y grabaciones de audio tomadas durante la realización del álbum Let It Be. Y aunque aparentemente parece para todos los públicos, se ha revelado que Disney quería censurar parte del metraje.

   Según ha explicado el propio Jackson, Disney quería eliminar las palabras malsonantes, pero fueron Paul McCartney, Ringo Starr y la viuda de George Harrison los que se negaron a modificar el metraje. "Paul lo describe como algo muy crudo. Él me dijo: 'Es un retrato muy preciso de cómo éramos entonces'. Ringo dijo: 'Es veraz'. La veracidad era importante para ellos. No quieren un blanqueo. No quieren que se edulcore", contó Jackson en declaraciones a NME. "Disney quería eliminar todas las palabrotas y Ringo, Paul y Olivia dijeron: 'Así es como hablábamos. Así es como queremos que nos vea el mundo'", explicó el cineasta.

   Además, el realizador reveló cómo habían reaccionado Starr y McCartney al primer visionado. "Cuando lo vieron terminado, esperaba que me lanzaran algunas críticas. Hubiera sido normal escuchar comentarios que dijeran: 'Oh, esa parte en la que digo eso, ¿podrías cortarla?' o '¿podrías acortar esa conversación?'. Y no recibí una sola crítica. Ni una sola solicitud para cambiar nada", dijo. "Uno de ellos dijo que lo vieron y les resultó una de las experiencias más estresantes de toda su vida", añadió.

   "The Beatles: Get Back muestra la cercanía, la camaradería y el genio creativo característicos del legendario cuarteto y sintetiza más de 60 horas de metraje inédito rodado por Michael Lindsay-Hogg en enero de 1969 y más de 150 horas de sonido nunca antes oído impecablemente restauradas", reza la sinopsis del documental.

Más información