Actualizado 01/07/2020 15:44 CET

Miguel Ríos califica de "putada" el ascenso de Vox y avisa: "El desmantelamiento de lo público cuesta vidas"

El cantante, Miguel Ríos, asiste a la fiesta "2.000 programas de El Intermedio"
El cantante, Miguel Ríos, asiste a la fiesta "2.000 programas de El Intermedio" - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 1 Jul. (CulturaOcio) -

Doce años después de su último disco y tras haber hecho la pertinente gira de despedida que ahora resulta que no fue tal, Miguel Ríos está de vuelta. De momento, con 'El blues de la tercera edad', un primer single de lo que está por venir en los próximos.

Con motivo de este regreso, el músico granadino de 76 años ha hablado con el diario El Mundo sobre música, la vida y la actualidad que nos rodea en tiempos de coronavirus, sin dejar de tocar el tema político.

Así, preguntado por su opinión acerca del ascenso de Vox en Granada y en España, ha respondido sin rodeos, siendo como era de esperar objeto de todo tipo de reacciones en las redes sociales, tan polarizadas políticamente como de costumbre: "Pues qué me va a parecer, una putada".

Sobre la muerte de ancianos por culpa de la covid-19, Ríos ha planteado que le parece "la mayor tragedia" que ha vivido el país en "nuestra historia democrática".

Y ha proseguido: "Por un capricho del destino, parte de la generación que más hizo por el cambio de mentalidad social y luchó por las libertades, se ha visto abocada a morir de una forma indigna e indeseable. Lo siento mucho por todas las familias que han vivido este drama desgarrador".

Sobre la gestión política de la pandemia por parte del gobierno de PSOE y Podemos, ha reflexionado: "Por primera vez nos damos cuenta, de verdad, que es la globalización. Nos damos cuenta de que la deslocalización tiene su precio en vidas. Que el desmantelamiento de lo público cuesta vidas".

"Que no teníamos la mejor sanidad del mundo, porque no invertimos en ella como los que sí la tienen, y eso costará un pastón y un retroceso de años, que volverán a pagarlo los que menos tienen y deben. Por lo demás, 'the kids are alright'. Se ha hecho lo que se ha podido. En algún país hasta han recetado lejía para combatir al bicho", ha resaltado.

En esta línea, en plena desescalada con decenas de rebrotes por todo el país, ha manifestado su preocupación por "lo rápido que olvidamos el miedo que hemos pasado". "Si volvemos a las andadas y el virus, que está ahí, se 'pandemiza' otra vez, los descerebrados mirarán alrededor como si ellos no hubieran tenido culpa alguna", ha apuntado.

"Me temo lo peor, que volvamos a idealizar el mundo de antes del coronavirus. A ese mundo que estaba contra las cuerdas, lleno de desigualdad e incertidumbre, en una crisis climática y de valores pavorosa, donde un porcentaje ínfimo de la población posee más riqueza y poder que el resto, no deberíamos volver. Deberíamos aprovechar esta especie de peste medieval, para hacer efectivo el viejo eslogan de 'Otro Mundo es Posible'. Pero no nos dejarán", ha terminado.