Actualizado 05/11/2020 14:32 CET

V de Vendetta: 10 grandes diferencias entre la película y la obra de Alan Moore

10 Diferencias Entre El Cómic Y La Película De V De Vendetta
10 Diferencias Entre El Cómic Y La Película De V De Vendetta - VERTIGO COMICS / WARNER

   MADRID, 5 Nov. (CulturaOcio) -

   "Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre. Conspiración, pólvora y traición...". Con estas contundentes palabras comienza la película de V de Vendetta de 2005, la adaptación de la novela gráfica homónima de Alan Moore publicada en 1988 sobre un justiciero enmascarado que lucha por derrocar un régimen dictatorial y fascista que impera en Inglaterra. Y como suele ocurrir en éstos casos, hay varios puntos que han cambiado de las páginas a la pantalla.

   Tanto la novela gráfica como el filme se centran en la relación entre V (Hugo Weaving) y Evey Hammond (Natalie Portman) y cómo el revolucionario la suma a su causa y gran objetivo: derrocar al corrupto gobierno. Su misión, como la del personaje real Guy Fawkes, es hacer estallar el Parlamento, aunque le vaya la vida en ello.

   Sin embargo, cuando Moore escribió V de Vendetta, la ambientó en la Inglaterra de los años 90, mientras que la película actualizó el contexto a un futuro distópico, precisamente, en 2020 para hacerla más atractiva para los espectadores contemporáneos. Este es sólo uno de los cambios que hizo el filme. Pero hay algunos más, estos son los más destacados:

1.- LA HISTORIA DE EVEY

   En la novela de Moore, el personaje de Evey tiene menos importancia, retratándola como una prostituta joven que se acuesta con hombres mayores, y que básicamente actúa como un soporte para el viaje del antihéroe que es V.

   Lejos de ser una prostituta en el filme, se muestra a Evey como una joven capaz y muy competente con una prometedora (y legal) carrera por delante, y su historia se desarrolla poniendo énfasis en su relación con V, y cómo sus personalidades se complementan mutuamente.

2.- V, AMANTE DE LAS ARTES

   En las viñetas se retrata a V como un hombre consumido por la sed de venganza, con un exquisito vocabulario y un don para la dramaturgia. Pero su personalidad no pasa de ahí. En la película, sin embargo, se le añade su pasión por la literatura, el arte y el cine clásico, así como su interés romántico por Evey.

   Eso sumado a la interpretación de Hugo Weaving le confieren al personaje un carácter misterioso y más complejo. Y es que el filme explora tanto su faceta como símbolo contra el sistema como también su dimensión más humana, lo que le convierten en uno de los antihéroes más carismáticos del cine.

3.- LA HISTORIA DE AMOR DE EVEY Y V

   Gran parte de la trama de la cinta gira en torno a la relación romántica que se forja entre Evey y V, lo que ayuda a subrayar la humanidad del hombre enmascarado. De este modo, su venganza adquiere un tono más altruista, ya que se convierte en la búsqueda de un futuro mejor para los que ama.

   En cambio, en la historia de Moore, no hay sitio para el amor. Y la relación entre ambos es la de un mentor estricto que busca adiestrar a su sucesora en caso de que su plan de volar por los aires el parlamento falle.

4.- MANIQUEISMO

   En la película, es fácil para el público empatizar con V, ya que es el revolucionario que acabará de manera definitiva con el régimen dictatorial del presidente Sutler, es decir, con los malos. Pero en la historia de Moore no es tan fácil, ya que el gobierno realmente piensa que está haciendo lo mejor para Inglaterra, mientras que el enmascarado es un villano y un asesino despiadado.

   Así, el bien y el mal en la novela no son blanco y negro, sino que la obra de Moore apuesta por una rica gama de tonos grises, dejando que sea el lector quien juzgue si V es héroe o villano.

5.- RÉGIMEN FASCISTA Y DESHUMANIZADO

   En la novela, Moore representa al presidente Adam Susan como un fanático nacionalista que realmente piensa que lo que hace es lo mejor para el pueblo. Además, todos los que trabajan para él comparten esa sensación de que están haciendo lo correcto, lo mejor para su país.

   En el filme, el presidente Sutler, encarnado por John Hurt, es poco más que una cabeza parlante sin escrúpulos cuyo afán es el control total de la población. El público nunca llega a empatizar con él porque no se muestra ese lado "justo" de su carácter. Es, simplemente, otro malvado dictador.

6.- GUERRA NUCLEAR VS VIRUS BIOLÓGICO

   Moore ambientó su historia en 1997, en un futuro en el que ha habido una guerra nuclear y el régimen dictatorial es una respuesta a la frágil situación. Un escenario que se inspiró en Margaret Thatcher y su política de desregularización de su Gobierno.

   En el filme, que se ambienta en 2020, es el propio partido quien ha desatado un virus biológico entre la población como medio para alzarse con la hegemonía a través de la mentira y la difamación.

7.- ACTUALIZANDO EL CONTEXTO POLÍTICO

   Moore ambientó su novela explícitamente en Inglaterra para retratar los problemas políticos de los años 80 en Reino Unido, con el gobierno de Thatcher. Sin embargo, la película actualiza éste concepto a la vez que lo 'americaniza' de varias formas, como en el caso de los dedos que controlan a la población (un reflejo de la Ley Patriota de George Bush) o la subtrama policíaca del inspector Finch, algo típico del cine estadounidense

8.- EL INSPECTOR FINCH Y SUS MOTIVACIONES

   De hecho, el inspector Finch es uno de los personajes que más cambia de las viñetas a la pantalla. En el filme se muestra como un lacayo del gobierno que no desconfía de su líder hasta que no empieza a destapar la verdad sobre el ataque biológico. Es básicamente un tipo rudo que sirve en la trama para mostrar al espectador el pasado de V.

   En la novela gráfica, Finch es un personaje mucho más complejo, que dista mucho de ser el fiel sirviente del gobierno que se muestra en la película. Toma LSD para sobrellevar las exigencias de su trabajo y no muestra ningún tipo de simpatía hacia V, al que de hecho dispara al final de la historia.

9.- EL PUEBLO EN PIE DE GUERRA

   Moore retrata a V como un hombre solitario, a excepción de su relación con Evey, cuyo mayor objetivo es derrocar al gobierno. Apenas recibe ayuda externa y sus acciones no repercuten de manera significativa en la sociedad.

   En la película, sin embargo, V se convierte en un símbolo de libertad, y muchos londinenses se alzan contra el gobierno gracias a su inspiración. Esto se refleja en los últimos minutos, cuando el pueblo, ataviado con la máscara de Guy Fawkes, acude en tropel a la entrada del parlamento para plantar cara de una vez por todas al gobierno del Presidente Sutler.

10.- EL CONCEPTO DE ANARQUÍA

   El anarquismo es fundamental en la historia de Moore, que hace un desglose muy específico de lo que significa ser anarquista, definiéndolo bajo la idea de asumir la responsabilidad personal en lugar de abocar simplemente por el caos. La idea principal es que el gobierno siempre tiene que rendir cuentas ante el pueblo.

   Sin embargo, la película postula que la anarquía es la ruptura del status quo, convirtiendo sus ideales en algo casi inevitable cuando la suficiente gente se alza en armas contra el gobierno. A lo largo de la trama, el concepto de anarquismo va cambiando hacia el liberalismo, como una respuesta lógica al régimen totalitario de Sutler.

Contador