Actualizado 18/06/2013 15:05:46 +00:00 CET

Steve Carell: "Llorar de risa es un regalo de Dios"

Florentino Fernández y Steve Carell
Europa Press

Tras su estreno en Australia el 20 de junio, este verano llegará progresivamente a los cines de todo el mundo 'Gru 2: Mi villano favorito', una nueva aventura animada del ahora exsupervillano padre de familia más adorable, dispuesto en esta ocasión a entretener a niños y adultos, con Steve Carell aportando la voz principal y toneladas de buen humor. "Llorar de risa es un regalo de Dios, es algo catárquico que incluso puede curar las heridas", afirma el actor estadounidense.

Carell reflexiona sobre la evolución de Gru, un padre con un pasado cuanto menos turbio, al que ahora le preocupa más ver crecer a sus tres hijas que enredarse con las fechorías de antaño: "Me gustan los dos Gru por diferentes motivos. En la primera parte porque estaban inventando al personaje, y en la segunda porque es más complicado y se encuentra a sí mismo explorando zonas donde no está demasiado cómodo".

Pero justo cuando empieza a adaptarse a su papel de hombre de familia, una organización mundial ultrasecreta dedicada a la lucha contra el mal reclama su ayuda. Junto a su nueva compañera de aventuras, Lucy Wilde (con voz de Kristen Wiig), Gru tendrá que descubrir quién es el responsable de un espectacular crimen y llevarlo ante la justicia, una premisa a partir de la que cualquier cosa es posible, incluso encontrar inesperadamente el amor.

Conocido por sus éxitos en comedias gamberras de todo tipo, Carell admite que tener niños le influye mucho actualmente para elegir sus trabajos. Así, plantea que sus hijos "por ahora" no van a ir a ver 'Virgen a los 40', y precisamente por eso prefiere hacer algo que todos puedan compartir juntos. "Además, cuando invitan a amigos a casa les puedo recibir con la voz de Gru y eso les encanta", bromea.

Y es más, el actor revela orgulloso que su hijo pequeño (nacido en junio de 2004) "va a ir ahora con toda su clase a ver Gru al cine", algo que le provoca satisfacción, pues le "encanta esa idea de una película hecha con cariño que sale al mundo y hace sentir bien".

Acerca del éxito de la saga Gru, Carell plantea que tal vez se deba a que "no tiene un aire condescendiente con los niños y ofrece humor en diferentes niveles". "La primera vez que vi esta segunda parte fue con un amigo de cincuenta años que no tiene hijos, y cuando comprobé que se reía, supe que iba a funcionar", rememora.

Asimismo, puntualiza que "el éxito de películas de animación como esta no depende de actores conocidos", pues lo que la gente quiere es "una buena historia y personajes bien dibujados". A su juicio, "los actores de doblaje aportan una pequeña parte, tal vez algo de publicidad", pero su trabajo es hacer los personajes "creíbles y humanos".

Junto a Steve Carell, el elenco de voces en la versión original de la cinta, dirigida por Pierre Coffin y Chris Renaud, lo integran otros nombres conocidos como Ken Jeong (en el papel de Floyd), Kristen Wiig (Lucy), Miranda Cosgrove (Margo), Russell Brand (Dr Nefario) o Benjamin Bratt (Eduardo). En la versión española, Florentino Fernández (Gru) y Patricia Conde (Lucy) son la pareja protagonista.