10 de las peores trilogías de la historia del cine

Actualizado 21/02/2018 15:47:39 CET
Chuck Norris, Jessica Alba y Nicolas Cage
CULTURAOCIO

MADRID, 31 Ene. (CulturaOcio) -

Si existiese consenso a la hora de elegir la mejor trilogía de la historia... todas las miradas apuntarían seguramente a El Padrino. Queda claro que la saga dirigida por Francis Ford Coppola podría obtener este honor por unanimidad. Sin embargo, en el caso de elegir de la peor... ¿para quién serían la mayoría de los votos?

Un grupo de críticos y periodistas de Taste of Cinema han decidido elaborar esta lista: la de las peores trilogías de la historia del cine. Hay sitio para todos los géneros: drama, comedia, acción e incluso terror. El efecto mariposa, Esta abuela es un peligro, Delta Force y Sé lo que hicisteis el último verano son ejemplos de cada uno de ellos.

Algunas de estas entregas ni siquiera llegaron a las salas de cine. Otras, en cambio, obtuvieron buenos réditos en taquilla a pesar de que la crítica especializada las desarmase por su vulgaridad. Repasamos las que bien podrían ser las 10 peores trilogías de la historia del séptimo arte.

EL EFECTO MARIPOSA

El efecto mariposa, con el joven Ashton Kutcher a la cabeza, sumó 96 millones de dólares en taquilla y fue medianamente aceptada por la crítica en el año 2004. Peor suerte corrieron sus secuelas, que fueron a parar directamente a vídeo sin probar las salas de cine. Ambas "copiaron" la estructura de la cinta original y no aportaron absolutamente nada a la trilogía.

SÉ LO QUE HICISTEIS EL ÚLTIMO VERANO

Siguiendo la estela de Scream, lanzada el año anterior, Sé lo que hicisteis el último verano explotó la pasión por el género slasher con Jennifer Love-Hewitt en el papel de una estudiante incauta a la que persigue un maniaco asesino. Su título puede que haya perdurado en el tiempo, pero su contenido pasó al olvido incluso antes de que acabase 1997, el mismo año que se estrenó. Como suele ocurrir, las secuelas no mejoraron la original.

HONEY

Jessica Alba da vida en Honey a una joven apasionada por la danza que debe trabajar mientras trata de cumplir su sueño. A pesar de recaudar 62 millones en todo el mundo, la cinta no convenció a propios ni a extraños, o lo que es lo mismo: a adultos ni a adolescentes. Ni siquiera los amantes del baile encontrarán escenas de mérito en esta trilogía que se prolongó, por causas obvias, hasta 2016.

DELTA FORCE

Plenos años 80 y Chuck Norris repartiendo mamporros. ¿Qué podía salir mal? Pues una de las peores trilogías de acción que se recuerdan: Delta Force. A riesgo de ofender a muchos de sus fans, es hora de decir que Chuck Norris no es buen actor, más allá de su manejo en las artes marciales. Eso demostró en las dos primeras entregas de esta saga, ya que la tercera ni siquiera estaba protagonizada por él.

DESAPARECIDOS SIN RASTRO

Desaparecidos sin rastro (Left Behind en su versión original) fue considerada en 2014 como la película cristiana más ambiciosa jamás producida. Una ambición que no se correspondió con su nivel de producción ni mucho menos con su éxito en taquilla (19 millones de dólares). Lo que sí acumuló fue una ristra de nominaciones a los Premios Razzie: Peor película, guión y actor (Nicolas Cage). Las dos secuelas siguieron su camino. No a la gloria, sino al fracaso.

ESTA ABUELA ES UN PELIGRO

Amanecían los 2000 y a alguien en Hollywood le pareció buena idea que Martin Lawrence -que se había hecho un hueco en el cine de acción con cintas como Bad Boys (1995) y De ladrón a policía (1999)- se enfundase el disfraz de abuela robusta y chillona. A pesar de la pésima opinión de la crítica, la primera entrega recaudó 173 millones de dólares -117 de ellos en EEUU-. Las dos secuelas no mejoraron el humor, pero se mantuvieron en taquilla con 138 y 82 millones respectivamente.

LA REBELIÓN DE ATLAS

Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Ayn Rand. La obra literaria lleva causando controversia desde su publicación allá por 1957. Mucha gente desprecia esta epopeya de 1.200 páginas, pero el mismo número de personas la considera una obra maestra. Sin embargo, en lo que sí existe consenso es en torno a la adaptación a la gran pantalla. Taste of Cinema la califica como "barata, mal dirigida y mal escrita".

EL CIEMPIÉS HUMANO

La lista retoma el género slasher para fijarse en El ciempiés humano. La trilogía dirigida por el holandés Tom Six también divide opiniones. Unos la consideran una muestra descarnada del horror. Otros, sin embargo, opinan que las tres películas son burdos intentos basados en el shock y sin ningún valor cinematográfico. Si bien la primera entrega tiene sus salvedades, las dos siguientes no escapan a la quema por ningún lado.

BLOODRAYNE

Contra todo pronóstico, y tras el estrepitoso fracaso de la primera entrega, que reunió 3,6 millones de dólares en todo el mundo, Uwe Boll sacó adelante otras dos películas sobre este universo vampírico. ¿Que si eran malas? Dos muestras de ello: se lanzó una petición para que el director se retirara del cine y la cinta fue nominada en 2006 hasta 6 Premios Razzie, incluyendo peor película, director y actriz. Definitivamente, los fans del videojuego no aprobaron el resultado.

TROLL

Lo cierto es que cada película Troll no está relacionada con la anterior... Pero no hace falta para que esta se erija como la peor trilogía de la lista. Las tres entregas tienen en común el nombre y el hecho de que fueron rodadas en Italia. Poco más. Lo que está claro es que ninguna de ellas puede calificarse como una buena película. La peor, en opinión de los expertos, sería la segunda, dirigida por Claudio Fragasso.