Publicado 29/05/2021 11:11CET

Una simulación de la NASA evidencia que Michael Bay se inventó (casi) todo en Armageddon

Una simulación de la NASA demuestra hasta qué punto es irreal la película Armageddon de Michael Bay
Una simulación de la NASA demuestra hasta qué punto es irreal la película Armageddon de Michael Bay - ARMAGEDDON

   MADRID, 29 May. (CulturaOcio) -

   Armageddon, dirigida por Michael Bay, es una de las películas de catástrofes más populares de las últimas décadas y lo es, a pesar de que la historia se tome no pocas licencias a la hora de relatar como el grupo de mineros capitaneado por Bruce Willis y Ben Affleck salva el mundo. De hecho, una nueva simulación obre el impacto de asteroides ha de mostrado que el guion del filme de 1998 puede tener mucho gancho... pero también es completamente inventado y está plagado de inexactitudes y contradicciones científicas.

   Según informa Business Insider, la NASA ha llevado a cabo una simulación para determinar su capacidad de respuesta ante una hipotética crisis de asteroides. Para ello, han recreado unas condiciones en las que un meteorito a 35 millones de millas (56 millones de kilómetros) de distancia tardaría en llegar a la Tierra seis meses.

   La NASA descubrió que, en el hipotético caso de que advirtiesen la amenaza a tiempo, seis meses es un periodo demasiado corto para preparar una respuesta efectiva y evitar la catástrofe. Los expertos determinaron que no existe ninguna tecnología que actualmente pudiese detener al meteorito en tan poco tiempo, y por lo tanto el impacto sería inevitable.

   En Armageddon, Bruce Willis y su equipo de astronautas tienen que llegar a un asteroide del tamaño de Texas en un tiempo récord de 18 días, con intención de desintegrarlo colocando cargas explosivas, lo que, tal y como señala la NASA, es completamente imposible, pura ciencia ficción.

   El Gerente de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, Paul Chodas, ha llamado a la simulación "un escenario de advertencia breve", en el que se aviso a los investigadores del más que posible fracaso previamente. Además, no les dijeron de qué tamaño era el asteroide hasta una semana antes del hipotético impacto, lo que complicó más aún la preparación de una respuesta efectiva.

   Mientras que un asteroide de 35 metros posiblemente explotaría al contacto con la atmósfera y sus fragmentos y ondas de choque podrían alcanzar un barrio, un meteorito de 500 metros podría arrasar un territorio del tamaño de Francia. El asteroide del tamaño de Texas de Armageddon sería cataclismo y casi imposible de destruir. Ni siquiera por Bruce Willis.

   Afortunadamente, la NASA continúa desarrollando tecnología para prevenir la colisión de un asteroide con la Tierra. Entre estas futuras medidas de urgencia se encuentran diferentes méditos para destruir el asteroide y/o alterar su trayectoria con explosivos, como en Armageddon, dispositivos láser e incluso una nave espacial diseñada para embestir rocas espaciales. Además, la NASA tiene la intención de lanzar un telescopio infrarrojo llamado Near-Earth-Object (NEO) Surveyor en la órbita de la Tierra para 2026 y aumentar así el sistema de alerta temprana de la NASA.