Penélope Cruz: "Me encanta no sentirme segura cuando salgo al rodaje"

Actualizado 09/12/2013 12:19:18 CET
Penélope Cruz
Foto: STUART C. WILSON Ampliar foto

   A pesar de su reciente maternidad, la carrera de Penélope Cruz no se detiene. A sus 39 años acaba de estrenar 'El consejero', un filme dirigido por Ridley Scott en el que interpreta a la prometida de Michael Fassbender.

   "Me encanta no sentirme segura cuando salgo al rodaje", ha manifestado la actriz durante una entrevista concedida a Reuters, en la que ha hablado de los papeles que está aceptando en esta etapa más madura de su carrera, con los que espera sorprender a sus aficionados.

   Para la artista, existe vida profesional más allá de los 40 años, que cumplirá el próximo mes de abril. "En Europa es diferente a crecer en Los Ángeles, o solo trabajar ahí, especialmente si eres una mujer. Las actrices que admiro en España y el resto de Europa trabajan si quieren trabajar", ha señalado.

   Recientemente, la intérprete madrileña ha encarnado a la belleza morena para directores como Pedro Almodóvar y Woody Allen, ha compartido pantalla con Johnny Depp en 'Piratas del Caribe' y se ha metido en la piel de una mujer estéril en 'Volver a nacer'.

   Esta cinta, basada en una novela de la autora italiana Margaret Mazzantini, retrata una aventura amorosa desarrollada en los años 90 durante la guerra de Bosnia entre un temerario fotógrafo, Diego, y la investigadora que interpreta Cruz.

   La actriz se desenvuelve en tres estadios de su personaje: la veinteañera que se enamora de Diego; la mujer casada que se enfrenta a su infertilidad; y la mujer de 40 años que cria al hijo que tuvieron alquilando un vientre.

GUERRA, MATERNIDAD Y OLVIDO 

   Esta es la segunda versión de una novela de Mazzantini, después de participar en el filme 'No Te Muevas' (2004). Según ha explicado la actriz, la mujer a la que interpreta en 'Volver a nacer' es una persona "complicada, en absoluto políticamente correcta".

   "Eso es lo que me encanta de ella. No tiene filtros mentales, dice todo lo que piensa y eso, en una mujer, es algo muy difícil. Leí el libro y me fascinó cómo habla de la maternidad y el conflicto que tiene que sufrir. Se da cuenta de que no podrá engendrar e intenta luchar contra ello", ha dicho.

   Esta película tiene como escenario la Guerra de Bosnia, el conflicto armado más sangriento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. "Esta guerra fue muy compleja, como todas. Incluso cuando hablas con bosnios, serbios o croatas no saben explicarte muy bien cómo se les fue tanto de las manos", cuenta.

   La actriz habló con muchas familias que han pasado por situaciones muy duras y, en especial, recuerda la conversación que mantuvo con una señora, quien le contó algo que, según afirma, no se sacará "nunca" de la cabeza. "Recordaré esa conversación el resto de mi vida".