Actualizado 15/04/2018 9:32:32 +00:00 CET

Un nuevo tráiler del documental André el Gigante revela el lado triste del luchador: "Sabía que no viviría demasiado"

Andre el Gigante
HBO

MADRID, 10 Mar. (EDIZIONES) -

HBO estrenará en abril un documental sobre el mito de la lucha libre Andre el Gigante. El difunto luchador, de 2,25 metros de alto y 226 kilos, solía mostrar al público su lado más afable, aunque como revela la producción también tuvo una parte triste en su vida.

La gente era consciente del buen hacer de Andre tal y como reconoce la superestrella, ahora retirada, de la WWE Ric Flair. "La gente no le dejaría solo", comenta. A lo que Gene Okerlund añade que las personas se reían de él. "Se burlaban de él. Él lloraría", explicó.

Sin embargo, los comentarios más tristes llegan de la mano de la actriz Robin Wright, quien revela los problemas físicos que sufrió Andre durante el rodaje de Princesa prometida. "Había una escena en la que se suponía que yo caía y él me cogía. Y tuvieron que ponerme cables (en la espalda) porque él no tenía fuerza en los brazos", asegura.

Gene Okerlund revela que el luchador era conocedor de que, debido al gigantismo que sufría, no llegaría a la vejez. "El sabía que no viviría demasiado", afirma. Desgraciadamente, al expresentador de galas de la WWE no le falta razón.

Andre el Gigante falleció en 1993 con apenas 46 años, mientras dormía en su habitación de hotel, a causa de una insuficiencia cardiaca. En el mismo año, el luchador fue incluido en el Salón de la Fama de la WWF (actual WWE). Entre sus logros más destacados, Andre ganó el Campeonato Mundial de los Pesos Pesados (1988) y el Campeonato Mundial por Parejas (1989).