¿Quién es Llewyn Davis?

Actualizado 30/12/2013 12:54:16 CET
Oscar Isaac en  A propósito de Llewyn Davis
Foto: UNIVERSAL Ampliar foto

¿Quién es Llewyn Davis? La respuesta a esta pregunta parece obvia: Llewyn Davis es el protagonista de la última cinta de los hermanos Coen que se estrena a principios de 2014 en Latinoamérica ('Balada de un hombre común) y España ('A propósito de Llewyn').

   Un personaje que le ha valido a Oscar Isaac la candidatura a los Globos de Oro y una más que posible nominación al Oscar como mejor actor. Pero si nuestra interrogante es si fue real, la cuestión se torna mucho más compleja.

   Siendo estrictos, el músico protagonista de 'A propósito de Llewyn' Davis es una creación de los Coen que, con un nombre ficticio, personifica la esencia del Greenwich Village de los sesenta, una escena que frecuentaron artistas tan importantes como Bob Dylan, Tom Paxton, Patrick Sky o Joni Mitchell.

   Pero si escarbamos un poco más en el proceso creativo de los autores de 'No es país para viejos' o 'Fargo' encontramos a la figura clave que sirvió de base para trazar las líneas maestras del personaje de los Coen: Dave Van Ronk. Músico, compañero y padrino de grandes artistas y toda una institución para las generaciones de músicos que pasaron por el emblemático barrio neoyorquino.

   Como ellos mismos reconocen, la gran chispa que enciende el fuego folk de los Coen es 'The mayor of MacDougal Street', apelativo con el que era conocido Van Ronk y título del libro de memorias del artista.

   "El personaje no es exactamente Dave, pero sí esta su música", dice Elijah Wald, autor las memorias de Van Ronk publicadas en 2005, tres años después de que el cantautor falleciera debido al cáncer de colon que padecía desde hace años.

   Para hacer buena la afirmación de Wald, un hombre muy cercano a Van Ronk del que llegó incluso a recibir clases de guitarra, solo hay que echar un vistazo al 'tracklist' de la deliciosa banda sonora de la película y apuntar otro dato clave: en la rica discografía del artista hay incluso un álbum titulado 'Inside Dave Van Ronk', un disco compuesto por 25 temas que es, según la crítica especializada, su trabajo más imperecedero y esencial. Su mejor carta de presentación para los no iniciados.

MÚSICOS Y MARINEROS

   Pero los paralelismos entre Llewyn y Dave van más allá de este deliberado juego de títulos. Van Ronk también comenzó a buscar fortuna en el mundo de la música como parte de un grupo -en su caso con un cuarteto, no con un dúo como el personaje de Isaac- también pasó años duros vagando por Nueva York con su guitarra a cuestas en busca de su oportunidad y también fue marino mercante.

   "Van Ronk llegó a ser una especie de padrino de la escena, pero nunca disfrutó de la condición de superestrella que tenían el Sr. Dylan o la Sra. Mitchell. Se quejaba de que debería haberse quedado en la marina mercante", recuerda Wald en declaraciones a The New York Times en las que subraya que, sin conseguir el reconocimiento global que lograron otros de sus compañeros de fatigas en aquellos lúgubres clubs, Van Ronk fue adquiriendo gran relevancia en la escena folk de Nueva York como el espejo en el que se miraban los recién llegados.

   Nacido en Brooklyn, él ya llevaba tiempo pateando Greenwich Village cuando la explosión folk tomó las calles. Y permaneció allí cuando la fiesta terminó. Ahora, aunque sea a través de un personaje de ficción, los Coen ponen el foco sobre Van Ronk y hacen justicia con una figura más conocida por las carreras que apadrinó y apoyó que por su propio trabajo.

   "Dave Van Ronk no es una figura oscura. En todo caso es la figura más importante en una escena oscura", dice Ethan que revela que se fijaron en su libro de memorias "porque es un documento grandioso y también muy divertido". "Además tiene a la vez un toque agrio que es lo más indicado para hacernos una idea de lo que era ser músico en aquellos tiempos".

   De la mano de los Coen en 'A propósito de Llewyn Davis' acompañamos a ese músico durante un par de semanas en las que intenta dar "un poco de sentido a su carrera y a su vida", apunta Joel Coen, que también cita la figura de Ramblin' Jack Elliott como otra de las fuentes de las que bebieron él y su hermano Ethan, amantes confesos de la música folk, al trazar el retrato de su protagonista.

"EL GUARDIÁN" DEL GREENWICH VILLAGE

   El objetivo no era la historia de un músico en particular, sino recoger a través de él un momento, llevar a la gran pantalla la esencia de la rica pero también muy dura escena que se vivió aquellos años en Greenwich Village. "Entonces lo bueno que fueras no importaba. De eso trata la película", señala.

   Y en vida, Van Ronk fue bueno, tan bueno que sobrevió a muchos de los clubes que le vieron nacer y que hicieron fortuna con una etiqueta que, a día de hoy, no les ha bastado para seguir existiendo.

   "Era un muy buen cantante, con 'feeling' formidable, y un brillante conservador de canciones, teniendo en cuenta los recursos tan limitados de aquella época", afirma 'T Bone' Burnett, responsable último de la música de 'A propósito de Llewyn Davis' y que ya trabajó en O Brother, la otra gran película musical de los Coen.

   Cierto es que ninguna de las canciones de 'A propósito de Llewyn Davis' fueron escritas por Dave Van Ronk, pero la banda sonora lleva su sello inconfundible gracias a algunos temas tradicionales que reinventó e hizo suyos con sus arreglos. Es el caso 'Hang Me, Oh Hang Me', canción que abre la película y su banda sonora, 'Fare Thee Well (Dink's Song) o 'Green, Green Rocky Road' de la que se incluye la interpretación de Isaac en la película y la magnífica versión del propio Van Ronk.

   "Podemos preguntarnos por qué Dave Van Ronk no fue más grande y un éxito de ventas, y hay todo tipo de respuestas posibles. La edad jugó en su contra y simplemente no había una infraestructura de giras cuando empezó. Pero lo que hizo fue muy importante (...). Van Ronk fue líder de una comunidad, era el guardián de esa comunidad, y fue muy bueno haciendo eso", sentencia Burnett.