Nadie quería ser Noa en El diario de Noa

Actualizado 11/02/2016 11:35:57 CET
Ryan Gosling en El diario de Noa
NEW LINE CINEMA

MADRID, 11 Feb. (EDIZIONES)

   El personaje de Noa, en la película de Nick Cassavetes El diario de Noa, fue el primer gran papel en el cine para Ryan Gosling. El actor, que hoy en día es uno de los más cotizados de Hollywood, fue el último de una larga lista de actores que, antes, rechazaron ser el protagonista de la cinta.

   El guionista y productor de la película, Nicholas Sparks, ha revelado durante un encuentro organizado por IMDb que fue muy complicado encontrar al protagonista del drama romántico. "Nadie quería ser Noah", ha explicado, ya que al parecer los candidatos pensaban que se trataba de una historia sobre el personaje bíblico Noé: "Fue muy interesante porque todos los actores decían, 'Bien, ¿Cuál es el arca de Noe?'".

   "Es un tipo que se enamora y después de no hace nada, y después la espera para demostrárselo y después él está ahí, y sigue enamorado y al final de la película, bueno... sigue enamorado. ¿Dónde está el arca?", ha continuado Sparks. Finalmente, encontraron a Gosling, quien, según el productor "llegó y dio vida a la historia".

   Por su parte, el actor reveló en 2011 durante una entrevista concedida a la revista británica Company, cuáles fueron las curiosas razones con las que el cineasta trató de convencerlo para que fuera el protagonista de la historia: "Nick Cassavetes, me llamó para reunirme con él en su casa. Cuando llegué allí, estaba en su patio trasero, y me miró y me dijo, 'Quiero que hagas ese papel porque no eres como el resto de jóvenes actores de Hollywood. No eres guapo, no eres 'cool', eres un tipo normal que parece un poco loco".

Previa YoutubeCargando el vídeo....

MÁXIMO EXPONENTE DE LAS PELÍCULAS ROMÁNTICAS

   Estrenada en 2004, la película se convirtió en una de las películas románticas más populares de la historia del cine. Rachel McAdams (Spotlight, Midnight in Paris) protagonizó junto a Gosling esta cinta que recaudó en taquilla 115 millones de dólares.

   Desde entones, el actor protagonizó varias películas como Tránsito, Blue Valentine o Half Nelson, que le valió la nominación al Oscar como Mejor Actor. El punto de inflexión en su carrera como actor llegó con Drive, que se estrenó en 2011 y le convirtió en uno de los intérpretes más codiciados de Hollywood.

   Después estrenaría Los idus de marzo, junto a George Clooney o Crazy, Stupid, Love, una comedia coral en la que también participaron Steve Carell, Julianne Moore y Emma Stone.

   Su última película es La gran apuesta, cinta que protagoniza junto a Brad Pitt, Christian Bale y Steve Carell, que está nominada a Mejor Película en la próxima edición de los Oscar.