Publicado 22/07/2020 17:37CET

Miguel Rellán relata cómo superó la COVID-19: "Fui a urgencias y a partir de ahí lo tengo todo borroso"

Miguel Rellán en la serie Vergüenza
Miguel Rellán en la serie Vergüenza - MOVISTAR

   MADRID, 22 Jul. (CulturaOcio) -

   Miguel Rellán, actor conocido por títulos como El crack, Amanece que no es poco o El bosque animado, ha relatado en una reciente entrevista su experiencia tras contraer el coronavirus, afección que lo obligó a estar hospitalizado más de 20 días.

   "Empecé a encontrarme mal, fui a urgencias y a partir de ahí lo tengo todo borroso", relató el actor de 76 años en una entrevista concedida a AISGE, la sociedad de Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión. "No podía levantar siquiera el brazo, era como si me hubieran dado una paliza, aunque estaba convencido de que no me iba a morir", recordó el ínterprete conocido también por su aparición en series como Compañeros o la más reciente Vergüenza.

   El intérprete, que estaba representando Yo, Farinelli de Manuel Gutiérrez Aragón cuando llegó la pandemia, tampoco ha podido estrenar Contarlo para no olvidar, su próxima obra como director. Es por eso que él mejor que nadie sabe el duro trance que está atravesando la cultura en España. "Los gobiernos nunca cuentan con ella. No existe. Sin embargo, durante estos meses había música por todas partes, empezando por el Resistiré del Dúo Dinámico. Y todo el mundo leyendo, o viendo series y películas", reivindicó.

   "Si se conoce a España en el mundo, a excepción del fútbol, es por la cultura. Pedro Almodóvar, Antonio Banderas o Javier Bardem han hecho más por España que la Marca España. Nuestro mejor reclamo al resto del mundo es el cine y la televisión", añadió.

   Es difícil saber cómo saldrá parado el sector del entretenimiento, aunque el entrevistado no augura un cambio significativo a mejor en la sociedad. "Los hay que piensan que esto significará un antes y un después, pero yo creo que no. Seguirá habiendo gente estupenda y gente que no. Cambiará la economía, empezando por los pequeños negocios que no han podido resistir", apuntó.

   A la espera de poder volver al trabajo, el actor está dedicando estos días a recuperarse y a volcarse en otra de sus grandes pasiones: la poesía. "Cuando hacía la serie Compañeros me pidieron que dijera algo para la prueba de sonido y se me ocurrió recitar un cuarteto. Entonces me retaron a ver si podía llevar preparado uno distinto cada día, y así lo seguí haciendo durante cinco años", contó.

   Entre sus proyectos frustrados también están los ensayos de El portero, espectáculo que llegará al Teatro Bellas Artes, o El ataque, que dirigirá próximamente en los Teatros del Canal. Además de su labor sobre las tablas, Rellán ha aparecido recientemente en la serie Vergüenza y tiene pendiente de estreno la película Tántalo.