Madonna dirigirá Ade: A Love Story, su tercera película

Actualizado 26/03/2014 11:23:16 CET
Madonna dirigirá una nueva película
Foto: GUETTY Ampliar foto

MADRID, 26 Mar. (CulturaOcio) -

   Madonna reincidirá como directora. La diva ha anunciado la que será su tercera película como directora, Ade: A Love Story, una adaptación de la novela debut de Rebecca Walker. La reina del pop está a la búsqueda de un guionista que convierte en libreto esta historia de amor interracial.

   A pesar de que sus anteriores proyectos como cineasta no contaron con gran éxito entre el público y crítica, la cantante vuelve a la carga con un nuevo proyecto. La trama, según informa The Hollywood Reporter, estará inspirada en el libro Black, White, and Jewish: Autobiography of a Shifting Self de Walker, que además ejercerá como productora junto a Bruce Cohen (Silver Linings Playbook) y Jessica Leventhal.

   La famosa novela se centra en temas que la estrella ya ha tratado a lo largo de su carrera discográfica, como el sexo, la religión, la diferencia de etnias o la homosexualidad. Además, Madonna ha confesado ser una gran fan del libro y en el pasado ya participó en algunos eventos promocionales en compañía de su autora.

   El argumento gira en torno a Farida, una sofisticada estudiante de 19 años que se enamora perdidamente de Adé, un joven musulmán de una isla del sur de Kenya. El romance se produce cuando Farida viaja a África en compañía de un grupo feminista y pronto los dos protagonistas planean casarse y llevar una vida lejos de las posesiones materiales.

   Sin embargo, sus planes se tuercen cuando ambos se ven envueltos en una guerra civil y Farida contrae la malaria, algo que pondrá a prueba su amor. Una lucha contra los paradigmas culturales, religiosos, las fuerzas políticas y el destino que promete emocionar a más de uno.

   Para eso Madonna deberá hacerlo mejor que en su anterior trabajo, W.E., que relataba el romance entre el Rey Eduardo VIII (James D'Arcy) y la divorciada Wallis Simpson (Abbie Cornish), por el que el monarca tuvo que abandonar el trono. La cinta despertó la curiosidad del público, pero solo consiguió una recaudación de 583.000 dólares.