Llega A 47 Metros 2: Terror bajo el agua con Sistine Stallone, Corinne Foxx y Sophie Nelisse

Publicado 14/08/2019 15:44:19CET
Las actrices Sistine Stallone, Corinne Foxx y Sophie Nelisse
Las actrices Sistine Stallone, Corinne Foxx y Sophie NelisseEUROPA PRESS

   LOS ÁNGELES, 14 Ago. (CulturaOcio - Raquel Laguna) -

   Sistine Stallone, Corinne Foxx y Sophie Nelisse protagonizan la película A 47 Metros 2. Johannes Roberts dirige esta secuela de A 47 Metros, claustrofóbico filme de tiburones que causó un gran impacto en el verano de 2017. La nueva cinta de aventuras y suspense se estrena en España este jueves 15 de agosto.

   Las actrices concedieron una entrevista a CulturaOcio.com en Los Ángeles. Todas ellas coinciden en el esfuerzo físico que tuvieron que hacer durante el rodaje de A 47 Metros 2. "Hacer esta película fue físicamente muy difícil. Ninguna de nosotras sabía en lo que nos metíamos, pero hacerlo juntas, sin saber lo que íba a pasar, fue bueno", afirma Sistine Stallone, hija del actor Sylvester Stallone.

   Pasar casi 12 horas al día en el agua fue un duro reto que conllevó "infecciones de oído, sequedad en la piel e incluso caída de cabello", según nos cuenta Sophie Nelisse. La joven nunca ha nadado con tiburones en la vida real y no tiene la intención de hacerlo. "No, no. Estábamos muy asustadas por el hecho de rodar en la República Dominicana. Corinne y yo siempre nos agarrábamos de la mano por el miedo a los tiburones", señala.

   Por su parte, Corinne Foxx afirma que lo dio todo durante la filmación de A 47 Metros 2. "Crecí acompañando a mi padre a los rodajes y viendo cómo daba el cien por cien, ya fuera un personaje cómico o papeles serios. Para esta película yo tuve que dar el cien por cien cada día. Fue agotador, pero me acordaba de que él siempre lo hacía", explica la hija del actor Jamie Foxx.

   En A 47 Metros 2, a la adolescente Mia no le gusta mudarse a México con su padre, Grant, y su nueva familia. Con Grant trabajando como investigador en una antigua ciudad maya que está sumergida bajo el agua, Mia se ve obligada a pasar tiempo con su hermanastra Sasha. Aburrida y sin supervisión, Mia, Sasha y sus dos amigas se adentran en la cueva submarina en la que Grant está trabajando.

   Oculto durante siglos, el lugar de entierro maya sumergido es hermoso y desconcertante, pero pronto se vuelve mortal cuando las chicas descubren que no están solas. Están rodeadas por enormes tiburones blancos amenazadores y atrapadas en una cueva que pronto podría ser su tumba.

Contador