El lento camino de los zombies hasta devorar la taquilla

Actualizado 12/04/2013 16:22:09 CET
White Zombie 1932
Foto: UNITED ARTIST

Por David Gallardo

'Memorias de un zombie adolescente', la última aportación al cine de zombies, cuenta la historia de un muerto viviente existencialmente atormentado. Un paso más en un género en claro auge que está alcanzando cotas de popularidad inimaginables en sus inicios hace casi un siglo.

   Dirigida por Jonathan Levine, esta cinta cuenta la historia de R, un muerto viviente atormentado que mantiene una curiosa relación de amistad con la novia de una de sus víctimas. Esto provoca una transformación no sólo en él mismo, sino también en sus compañeros zombies.

   Sin duda una trama que poco o nada tiene que ver con lo planteado en los grandes clásicos del género, centrados en mostrar la faceta más carnívora, atolondrada y casi mística de unos muertos vivientes tan aterradores como en ocasiones adorables, relacionados en inicio con la magia negra y el vudú centroamericano.

WHITE ZOMBIE (1932)

   Eso es lo que retrataba 'White Zombie', considerada la primera película oficial de zombies. Rodada en 1932 por los hermanos Victor y Edward Halperin, cuenta la historia de una pareja que viaja a Haití de luna de miel, pero que tiene que hacer frente a ciertos problemas con un terrateniente enamoradizo y un hechicero local (interpretado por Bela Lugosi) que terminan complicándolo todo. Por cierto, sólo el 15 por ciento de su metraje era sonoro.

I WALKED WITH A ZOMBIE (1943)

   Tras este arranque llegaron otras cintas como 'The walking dead' (1936), 'Revenge of the zombies' (1943) o 'I walked with a zombie' (también de 1943). Esta última es obra del cineasta Jacques Tourneur y en ella abundan vudúes, zombies y magia negra en una isla misteriosa, concentrando y transmitiendo todo el poder del cine de serie B.

LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES (1968)

   Años más tarde, otro clásico del género, 'La noche de los muertos vivientes' (1968), reunía ya todos los elementos básicos: un cementerio, un tipo raro y sospechoso, una muerte violenta que lo desencadena todo, una chica sola en una casa abandonada, un cadáver y muchos gritos. La cinta encumbró al cineasta George A. Romero a la categoría de mito.

DAWN OF THE DEAD (1978)

   También de George A. Romero es 'Dawn of the dead', de 1978. Conocida en España como 'Zombi', una de las películas de culto más laureadas de la historia del séptimo arte y que normalizó, ya de manera definitiva, a los muertos vivientes entre los vivos.

ZOMBI II (1979)

   Italia fue el país europeo que con más vehemencia abrazó el cine de zombies, sobre todo gracias al director Lucio Fulci y su 'Zombi II' de 1979, de nuevo ambientada en una isla poco poblada, con brujos, lugareños asustados y ruido de tambores de fondo. Desde el país transalpino llegó también ese mismo año 'La noche erótica de los muertos vivientes', de Joe D'amato, aportando aún más originalidad a la cuestión.

THE EVIL DEAD (1981)

   En los años ochenta el humor entra arrollando en el género con películas como 'The evil dead' (1981) de Sam Raimi, quien coloca a un grupo de jóvenes en una casa perdida en medio de un bosque. La tentación de someterles a todo tipo de fechorías fue incontrolable para el cineasta, que de alguna manera creó una franquicia que tuvo posteriormente varias secuelas y remakes.

   'Re-Animator', galardonada como Mejor Película en el Festival de Cine Fantástico de Sitges de 1985, es por méritos propios otro nombre destacable en lo que a zombies se refiere, igual que 'El regreso de los muertos vivientes' (1985) y 'La serpiente y el arco iris' dirigida en 1987 por Wes Craven, un cineasta que deja para la posteridad aportaciones como 'Pesadilla en Elm Street' o la saga 'Scream'.

BRAINDEAD (1992)

   El cine de muertos vivientes, que afrontaba la década de los noventa ya plenamente asentado entre el público, dio la oportunidad de nacer y crecer al cineasta Peter Jackson, con sus propuestas de gore, vísceras y juerga en 'Braindead' (1992, titulada en España por algún motivo 'Tu madre se ha comido a mi perro') y 'Mal gusto' (aún de los ochenta, de 1987 concretamente), nada que ver con su posterior éxito planetario de la mano de 'El Señor de los Anillos'. Pero esa ya es otra historia bien diferente, tan taquillera como los centenares de títulos de zombies que arrasan automáticamente en cine y televisión.