Jeté Laurence, la niña de Cementerio de animales: "Es genial ser buena y dar miedo en la misma película"

Jeté Laurence, la niña de Cementerio de animales: "Es genial ser buena y dar mie
PARAMOUNT PICTURES
Publicado 05/04/2019 12:31:26CET

   LOS ÁNGELES, 5 Abr. (CulturaOcio - Raquel Laguna) -

   Jason Clarke, Amy Seimetz y Jeté Laurence protagonizan la película Cementerio de Animales, reboot del clásico de 1989. Esta nueva adaptación de la novela de Stephen King está dirigida por Kevin Kolsch y Dennis Widmyer y se estrena en España este viernes 5 de abril.

   Los actores concedieron una entrevista a CulturaOcio.com en Los Ángeles. Para la jovencísima Jeté Laurence, rodar esta cinta de terror fue toda una experiencia. "Fue muy divertido. Conocí a todo el reparto, el equipo y los directores. Montreal es un lugar precioso", afirma.

   Con respecto a Ellie, su personaje en Cementerio de Animales, Jeté asegura que fue muy interesante interpretar a una niña buena y aterradora al mismo tiempo. También disfrutó mucho rodando algunas de las escenas más complicadas. "Fue genial hacer algunas escenas difíciles, y ser buena y dar miedo al mismo tiempo", señala.

   Uno de los próximos proyectos de la joven actriz será protagonizar junto con sus hermanas una película escrita por su padre y ambientada en Nueva York.

   Por su parte, Amy Seimetz recuerda muy bien la primera vez que leyó la famosa novela de Stephen King. "Leí el libro y vi la película cuando tenía ocho años. Fue muy inquietante para una niña de ocho años", nos cuenta.

UNA TERRORÍFICA RECOMPENSA

   El actor Jason Clarke se refiere a las dificultades que extrañaba trabajar con gatos de verdad y con una niña de 11 años como protagonista de esta película de terror. "Sabíamos que sería complicado. Esto requiere mucha paciencia por parte de todo el equipo. La recompensa se obtiene con la película. Todavía sientes emoción y alegría, pero también la verdadera angustia", dice el intérprete.

   Cementerio de Animales narra la historia del doctor Louis Creed (Jason Clarke), que al poco de mudarse con su esposa Rachel (Amy Seimetz) y sus dos hijos pequeños desde Boston a un recóndito paraje de Maine, descubre un misterioso cementerio escondido en lo más impenetrable del bosque, a escasa distancia del nuevo hogar familiar. Cuando la tragedia alcanza a la familia, Louis recurre a su peculiar vecino, Jud Crandall (John Lithgow) provocando una peligrosa reacción en cadena que desata una insondable fuerza maléfica con espantosas consecuencias.

Contador