Actualizado 10/08/2017 12:43 CET

A Jennifer Lawrence tampoco le gustó Passengers: "Estoy decepcionada conmigo misma"

Passengers
COLUMBIA PICTURES

MADRID, 10 Ago. (CulturaOcio) -

Passengers, la cinta de ciencia ficción de 2016 protagonizada por Chris Pratt (Guardianes de la Galaxia) y Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre), no fue un gran éxito de público y tampoco recibió el favor de la crítica, que recibió el filme no con mucho entusiasmo. Críticas que de las que es muy consciente la propia Lawrence que ahora asume ciertas lagunas en el guión de la película.

La película dirigida por Morten Tyldum (The Imitation Game) relataba un viaje espacial de 120 años en el que 5.000 passajeros fueron criogenizados para sobrevivir a la travesía. Pero después del impacto de un meteorito, Jim Preston (Pratt) se despierta 90 años antes.

Él, en un acto que la crítica definió como "un acto egoísta y asesino", decide despertar a Aurora Lane (Lawrence) por su atractivo y así evitar estar solo en la nave durante tanto tiempo. Esto desató la furia de internet y el filme fue muy criticado en el portal especializado Rotten Tomatoes.

"Estoy decepcionada conmigo misma, pero no me había dado cuenta", confiesa Lawrence por su papel en Passengers. "Pensé que el guion era precioso", apuntó.

"Una historia de amor complicada. Definitivamente ese no fue el fallo. No me avergüenzo por ello. Solo que había cosas en las que debería haber profundizado antes de lanzarme", explicó la actriz durante una entrevista a Vogue para promocionar Madre!, la nueva película de Darren Aronofsky que protagoniza junto a Javier Bardem y que llegará a los cines el 29 de septiembre.

Además de las críticas, Passengers no funcionó como se esperaba en taquilla. La cinta de Columbia Pictures costó alrededor de 110 millones de dólares al estudio, pero tan solo logró cosechar poco más de 300 millones de dólares.