Actualizado 04/12/2020 17:09 CET

Javier Rey protagoniza junto a Blanca Suárez 'El verano que vivimos': "Para el amor y las pasiones no existe el tiempo"

Javier Rey (‘El verano que vivimos’): “Para el amor y las pasiones no existe el tiempo” - WARNER BROS

   MADRID, 4 Dic. (CulturaOcio) -

   Llega a los cines 'El verano que vivimos', una historia de época en la que Javier Rey, Blanca Suárez y Pablo Molinero viven un triángulo amoroso. Un romance prohibido que dirige Carlos Sedes y que reivindica la atemporalidad del amor. "En las pasiones, el tiempo no existe. Las historias de amor han ocurrido, ocurren y ocurrirán", declara el actor gallego, quien interpreta a Gonzalo en la cinta, que se estrena este viernes 4 de diciembre.

   'El verano que vivimos' narra la relación prohibida entre Gonzalo, un arquitecto, y Lucía, la prometida de su mejor amigo, Hernán. Ambientado en la España de 1958, este apasionante romance queda guardado en el olvido hasta que, en 1998, una joven estudiante de periodismo halla dedicatorias de amor a través de esquelas. Una historia de amor que trae la épica de las pasiones de antaño.

   Aunque Rey considera que "el amor siempre existirá", sí tiene claro que relaciones tan pasionales como la de 'El verano que vivimos' son complicadas de realizar actualmente. "Creo que, de esta manera, no sucederán. Al final, las tecnologías nos condicionan en todo, incluido en la forma en la que nos relacionamos, ni siquiera es igual a cómo nos conocíamos cuando éramos más jóvenes", explica el actor en una entrevista para CulturaOcio.

   "Esta historia de amor la descubrimos por las esquelas. ¿Quién escribiría obituarios así actualmente? ¿Se pueden publicar esquelas en plena vorágine de las redes sociales? Ahora hay una hiperconexión, estamos en comunicación constante y eso le restaría fuerza a una historia de amor tan potente como la de la película", agrega Pablo Molinero, que se mete en la piel de Hernán en la cinta.

   El estreno de 'El verano que vivimos' se produce en un momento muy complicado para los exhibidores y viene a ser "un acto de valentía y responsabilidad" para con el público y las salas. "Es también un intento de normalizar la situación", manifiesta Rey, que lanza un mensaje muy claro: "Tenemos que decir a la gente que el cine es seguro. Nadie se ha contagiado de COVID-19 en una sala. Hablamos con datos, no con eslóganes".