Actualizado 10/02/2017 11:26 CET

F. Javier Gutiérrez: "Rings es una historia de supervivencia sobre personajes al límite"

F. Javier Gutiérrez
PARAMOUNT

   MADRID, 10 Feb. (CulturaOcio) -

   Este viernes 10 de febrero vuelve a la cartelera una de las niñas más temibles del cine con Rings, la tercera entrega de la popular franquicia de terror. Y lo hace con su versión más "cálida y occidental, aunque oscura" hasta la fecha.

   F. Javier Gutiérrez, director español que debutó en 2008 con 3 días, otro thriller humano y emocionante sobre cuentas atrás y contextos límite, vuelve nueve años después a ponerse detrás de las cámaras. En esta ocasión, para recuperar una de las mitologías más populares del cine de terror contemporáneo que se instaló en Hollywood al abrigo del boom del terror japonés de principios de siglo.

   "Cuando me llegó la propuesta de Walter Parkes (productor de éxitos como Gladiator, Men in Black o la primera entrega de The Ring) me pareció una oportunidad muy divertida de trabajar en una franquicia". Una cinta que, como su debut cinematográfico, vuelve a regir su acción por el imparable cronómetro que no se detiene para nadie y sobre lo que el cineasta bromea "primero eran tres días y ahora son siete...".

   Rings es una película que se desarrolla a contrarreloj de principio a fin, empujando la acción y a sus personajes que como aduce el director "actúan al límite de su situación haciendo cosas que no harían. Por ejemplo, Julia (la protagonista), se mete en sitios en los que no te meterías. Sólo tiene 7 días y tiene que moverse".

GUIÑOS A LA CULTURA POP

   La premisa inicial de la franquicia basada en la novela original de Kôji Suzuki y protagonizada por la icónica niña de cabellos negros y piel demacrada es muy atractiva. Aunque el director de Rings reconoce que "cuando hablas de un proyecto de este calibre en Hollywood, tienes un estrecho margen de trabajo. No puedes hacer tu visión al cien por cien porque entonces sería una película para mayores de 18 años y bastante dura".

   A pesar de ese escaso margen de maniobra con el que contaba inicialmente, el cineasta se las arregla para introducir referencias dentro de la propia película a filmes que comparten esa lucha por la supervivencia con un plano en el que aparecen dos cintas de VHS en un mercadillo: "Estuve eligiendo las dos películas como homenaje al Alien de Ridley Scott y a Jurassic Park, que ahora vamos a tener a J.A. Bayona haciéndola. Las dos son también historias de supervivencia como Rings".

SANGRE NUEVA EN LA FRANQUICIA

   Rings es la tercera entrega de la franquicia, pero al mismo tiempo, una suerte de reboot de su original japonés con sangre nueva (literalmente): "El reparto es muy joven y son gente nueva. El estudio quería presentar la película al público con personajes nuevos y no querían llevar lastre presentando a Naomi Watts".

   Aunque dentro de ese elenco, destacan dos veteranos con galones interpretativos: "Yo decía que necesitábamos personajes de peso para darle empaque a la historia. El primero que salió fue Vincent D'Onofrio, un tío que tiene mucha presencia, que entra en el set y lo invade".

   Y el segundo en llegar fue Johnny Galecki, al que todos conocerán como Leonard Hofstadter: "Johnny venía del set de The Big Bang Theory y fue un reto para ambos olvidarnos de Leonard porque su personaje aquí no tiene sentido del humor. Estuvimos un tiempo trabajando en que fuese serio y cínico".

   Pero más allá de toda la estética y el envoltorio paranormal, Rings es una historia humana y emotiva, cualidades que la convierten en una cinta más aterradora todavía: "Para ser una película de The Ring, es un episodio totalmente diferente. Es más emocional. Dentro de la frialdad del cine japonés, es más cálida y occidental, aunque oscura. Y las decisiones que toma Julia son como las de Naomi Watts porque ambas son mujeres fuertes".

341994.1.260.149.20170210111456
Vídeo de la noticia